Especiales

Cabaña La Soñada, pasión por la genética

Con más de 30 años de trayectoria, la cabaña local sigue cosechando premios y representando a la ganadería olavarriense por todo el país

Sergio Comai ZonaCampo 

Hace pocos días finalizó una nueva edición de la tradicional Exposición General de Ganadería y Circuito Angus Bonaerense organizada por la Sociedad Rural local en el marco de Expo Olavarría 2019. La edición 82° consagró como Gran Gran Campeón Macho y Reservado Campeón en categoría Pedigree individual al Lote 4 de la Cabaña local La Soñada.


Luego de la jura ZonaCampo dialogó con Alberto Alem, quien junto a su esposa María Esther Cier y toda su familia llevan adelante los destinos de la cabaña desde hace 30 años llevando la bandera de la ganadería olavarriense por las principales muestras de todo el país.


ZonaCampo: Primero lo último. Muchos años de trayectoria y nuevamente un gran campeón en tu ciudad. ¿Qué sentimientos te genera?
Alberto Alem: Es una alegría poder mostrar en nuestra casa el trabajo que venimos haciendo. Para nosotros esto es una gran pasión, lo que nos gusta, y poder compartirlo con nuestra gente en la pista y de local es doble satisfacción.El primer año que participamos sacamos el gran campeón hembra con tres vaquillonas puras controladas, otros dos años sacamos el gran campeón macho con toros puros controlados. Este año trajimos al toro que fue gran campeón, hijo de Brigadier, que es un toro muy conocido que se murió hace algunos años pero del que aún guardamos algunas dosis de semen y que usamos solamente para trasplante de embriones. Trajimos también cuatro toros puros controlados, hijos deZorzalito que es un toro de Tres Marías. Es un toro moderado con todas las características que estamos buscando: facilidad de parto, velocidad de crecimiento, docilidad, tamaño adulto moderado, este último lo usamos para que su cría cuando sea madre tenga menos costo de mantenimiento. En hembras presentamos una vaquillona que salió reservada gran campeona hembra parida que fue preñada a los 15 meses y ahora está pesando 600 kilos, es hija de un toro que se llama Quebrantador.


ZonaCampo: Seguramente para llegar a estos logros debe haber un gran trabajo detrás…
Alberto Alem: Si por supuesto. La cabaña tiene 30 años de antigüedad, arrancamos con las primeras vacas de pedigree, y con inseminación desde el primer día de la cabaña. Al poco tiempo empezamos a hacer trasplantes embrionarios, lo que nos permite crecer en calidad mucho más rápido ya que de una vaca podemos lograr 20 terneros en un año, colocando los embriones en vacas receptoras. Compramos las primeras vacas en Tres Marías, comenzamos con esa base genética y después empezamos a usarsemen americano junto al nacional siempre de toros "curvenders" (con características anteriormente mencionadas). Siempre se prioriza la fertilidad, la vaca que no presenta ternero por más linda o buena que sea se descarta. Desde que se inició la cabaña siempre se insemino las vaquillonas de 15 meses, lo que nos asegura facilidad de parto, fertilidad y precocidad. También trabajamos con mansedumbre, que es una característica hereditaria. La nuestra es una cabaña familiar y andamos siempre a pie por el corral donde hay 50 o 60 toros, los apartamos a pie, no hay ningún problema y si llega a haber algún animal que no nos gusta el carácter lo sacamos. También estamos haciendo datos genómicos que es una herramienta importante. Nos gusta también que tenga buen fenotipo además de buenos número porque disfrutamos de criar y nos gusta que las vacas que sean lindas y el comprador se fija mucho en el fenotipo del animal.

ZonaCampo:¿Se trabaja pensando en que los productos de la cabaña se adapten a nuestra zona?
Alberto Alem: Las vacas de la cabaña están todas en el campo de Muñoz, así se adaptan a la zona y después cuando se llevan a un campo bueno expresan su potencial. La idea es seguir creciendo en calidad genética y no en número de madres. Estamos estabilizados en unas 400 madres entre puras de pedigree y puras controladas.


ZonaCampo:¿En qué otras exposiciones participa La Soñada?
Alberto Alem: Siempre participamos en exposiciones, a Palermo hace 16 o 17 años que vamos, también a las Nacionales de otoño y primavera. Estuvimos en Huinca Renancó (Córdoba) el año pasado y sacamos el Gran Campeón Macho, es una exposición muy competitiva. Hace algunos años también estamos participando en la exposición de Tapalqué y Bolívar que el año pasado también sacamos un campeón. Siempre hemos tenido muy buenas ventas y premios cada vez que participamos en las exposiciones.


ZonaCampo:¿Por qué canales canalizan las ventas de reproductores ?

Alberto Alem: Si bien hemos hecho remates y nos fue muy bien, últimamente vendemos los toros a campo, con menos costo para ambos, comprador y vendedory podemos conversar la forma de pago. En pleno invierno le damos una ración estratégica debido a la baja oferta de pasto, pero la base de la alimentación es a campo. Por años vendemos entre 80 y 100 toros, de los cuales 15 o 20 se venden en exposiciones y el resto en la cabaña, venta directa en el campo. La a idea es ir dejando hembras nuevas para aprovechar el crecimiento genético. 

La demanda para China impulsó todas las categorías...
Demanda necesitada y plaza firme en Liniers

Artículos relacionados

 

Especiales

Cabaña La Soñada, pasión por la genética

Con más de 30 años de trayectoria, la cabaña local sigue cosechando premios y representando a la ganadería olavarriense por todo el país

Sergio Comai ZonaCampo 

Hace pocos días finalizó una nueva edición de la tradicional Exposición General de Ganadería y Circuito Angus Bonaerense organizada por la Sociedad Rural local en el marco de Expo Olavarría 2019. La edición 82° consagró como Gran Gran Campeón Macho y Reservado Campeón en categoría Pedigree individual al Lote 4 de la Cabaña local La Soñada.


Luego de la jura ZonaCampo dialogó con Alberto Alem, quien junto a su esposa María Esther Cier y toda su familia llevan adelante los destinos de la cabaña desde hace 30 años llevando la bandera de la ganadería olavarriense por las principales muestras de todo el país.


ZonaCampo: Primero lo último. Muchos años de trayectoria y nuevamente un gran campeón en tu ciudad. ¿Qué sentimientos te genera?
Alberto Alem: Es una alegría poder mostrar en nuestra casa el trabajo que venimos haciendo. Para nosotros esto es una gran pasión, lo que nos gusta, y poder compartirlo con nuestra gente en la pista y de local es doble satisfacción.El primer año que participamos sacamos el gran campeón hembra con tres vaquillonas puras controladas, otros dos años sacamos el gran campeón macho con toros puros controlados. Este año trajimos al toro que fue gran campeón, hijo de Brigadier, que es un toro muy conocido que se murió hace algunos años pero del que aún guardamos algunas dosis de semen y que usamos solamente para trasplante de embriones. Trajimos también cuatro toros puros controlados, hijos deZorzalito que es un toro de Tres Marías. Es un toro moderado con todas las características que estamos buscando: facilidad de parto, velocidad de crecimiento, docilidad, tamaño adulto moderado, este último lo usamos para que su cría cuando sea madre tenga menos costo de mantenimiento. En hembras presentamos una vaquillona que salió reservada gran campeona hembra parida que fue preñada a los 15 meses y ahora está pesando 600 kilos, es hija de un toro que se llama Quebrantador.


ZonaCampo: Seguramente para llegar a estos logros debe haber un gran trabajo detrás…
Alberto Alem: Si por supuesto. La cabaña tiene 30 años de antigüedad, arrancamos con las primeras vacas de pedigree, y con inseminación desde el primer día de la cabaña. Al poco tiempo empezamos a hacer trasplantes embrionarios, lo que nos permite crecer en calidad mucho más rápido ya que de una vaca podemos lograr 20 terneros en un año, colocando los embriones en vacas receptoras. Compramos las primeras vacas en Tres Marías, comenzamos con esa base genética y después empezamos a usarsemen americano junto al nacional siempre de toros "curvenders" (con características anteriormente mencionadas). Siempre se prioriza la fertilidad, la vaca que no presenta ternero por más linda o buena que sea se descarta. Desde que se inició la cabaña siempre se insemino las vaquillonas de 15 meses, lo que nos asegura facilidad de parto, fertilidad y precocidad. También trabajamos con mansedumbre, que es una característica hereditaria. La nuestra es una cabaña familiar y andamos siempre a pie por el corral donde hay 50 o 60 toros, los apartamos a pie, no hay ningún problema y si llega a haber algún animal que no nos gusta el carácter lo sacamos. También estamos haciendo datos genómicos que es una herramienta importante. Nos gusta también que tenga buen fenotipo además de buenos número porque disfrutamos de criar y nos gusta que las vacas que sean lindas y el comprador se fija mucho en el fenotipo del animal.

ZonaCampo:¿Se trabaja pensando en que los productos de la cabaña se adapten a nuestra zona?
Alberto Alem: Las vacas de la cabaña están todas en el campo de Muñoz, así se adaptan a la zona y después cuando se llevan a un campo bueno expresan su potencial. La idea es seguir creciendo en calidad genética y no en número de madres. Estamos estabilizados en unas 400 madres entre puras de pedigree y puras controladas.


ZonaCampo:¿En qué otras exposiciones participa La Soñada?
Alberto Alem: Siempre participamos en exposiciones, a Palermo hace 16 o 17 años que vamos, también a las Nacionales de otoño y primavera. Estuvimos en Huinca Renancó (Córdoba) el año pasado y sacamos el Gran Campeón Macho, es una exposición muy competitiva. Hace algunos años también estamos participando en la exposición de Tapalqué y Bolívar que el año pasado también sacamos un campeón. Siempre hemos tenido muy buenas ventas y premios cada vez que participamos en las exposiciones.


ZonaCampo:¿Por qué canales canalizan las ventas de reproductores ?

Alberto Alem: Si bien hemos hecho remates y nos fue muy bien, últimamente vendemos los toros a campo, con menos costo para ambos, comprador y vendedory podemos conversar la forma de pago. En pleno invierno le damos una ración estratégica debido a la baja oferta de pasto, pero la base de la alimentación es a campo. Por años vendemos entre 80 y 100 toros, de los cuales 15 o 20 se venden en exposiciones y el resto en la cabaña, venta directa en el campo. La a idea es ir dejando hembras nuevas para aprovechar el crecimiento genético. 

La demanda para China impulsó todas las categorías...
Demanda necesitada y plaza firme en Liniers

Artículos relacionados