Especiales

Envejecer activamente, reviviendo historias

Un proyecto de la Dirección de Tercera Edad de General Lamadrid organiza visitas a campos de la zona para adultos mayores

Miguel Viñuales (ZonaCampo



El martes pasado, en el marco de una tarde ideal, la familia Imaz del establecimiento La Posta de General Lamadrid vivió una experiencia diferente que los llenó de alegría. No es que pudieran descuidar la rotación de parcelas, ya que el esquema de pastoreo racional intensivo que llevan adelante no les da "changui", especialmente ahora que están en plena parición.


Pero gracias a la iniciativa de Victoria García, licenciada en trabajo social y directora del área de Tercera Edad de la vecina Municipalidad, Tiburcio Imaz y Encarnación Espinar Rodríguez fueron anfitriones de uno de los encuentros del proyecto "Re Vivir Nuestro Pueblo", que apunta a llevar a los adultos mayores por lugares característicos de la zona.


"La pasamos super bien, los "viejos", como cariñosamente les decimos, quedaron muy contentos de pasar el día, ver el parque, los frutales, escuchar las historias y todo lo que les contaron Encarnación y Tiburcio. Desde la Dirección buscamos generar este tipo de proyectos, que estimulen un envejecimiento activo en las personas mayores", explicó García a ZonaCampo.


"Las estancias y establecimientos rurales tienen mucho que ver con la historia y la conformación de nuestro partido, el año pasado visitamos algunos lugares, también pasamos una tarde en la plaza de juegos. Esto puede parecer algo pequeño, pero algunos "viejos" anduvieron en calesita, cosa que nunca habían hecho. Buscamos recrear anécdotas o vivencias, y acercarlas desde otro lugar, que puedan rememorar cosas que hayan vivido de jóvenes o en su infancia", agregó.


La Posta fue tenida en cuenta para el proyecto a través de la Dirección de Turismo de la municipalidad, a cargo de Ignacia Cortázar, ya que el establecimiento es parte de los atractivos que Lamadrid ofrece a quienes quieren visitar el partido. 


"Nosotros no funcionamos como un alojamiento, no brindamos ese servicio, pero hace algún tiempo empezamos a mostrar lo que hace Tiburcio con el sistema de pastoreo racional intensivo que venimos trabajando desde hace 18 años, y de a poco la gente empezó a acercarse a las capacitaciones. Este año fue un aluvión, recibimos muchas visitas de diferentes lugares del país y en algunos casos se quedan a dormir en el lugar, en las habitaciones que dejaron los chicos. Por eso en turismo nos tienen en cuenta más allá de que lo nuestro es capacitación técnica", expresó Encarnación Espinar Rodríguez.  


El grupo que visitó La Posta estuvo integrado fundamentalmente por personas mayores que viven en el hogar de ancianos municipal, y mujeres adultas mayores que concurren al taller de movimiento y memoria a cargo de la dirección de tercera edad. Fueron acompañados por enfermeros y otras personas, en el caso de los ancianos que necesitan asistencia permanente.


"Nos encanta recibir gente, ya con las capacitaciones nos acostumbramos, pero esto fue diferente. Nos encontramos con abuelos de Martinetas, otros de Líbano, tratamos de hacerlos sentir como en su casa, es como que todo vuelve. Compartimos anécdotas, nos contaban cosas nuestras de cuando éramos chicos, hablamos de los árboles, las vacas en plena parición, de los frutales, y la tarde acompañó porque el día estuvo muy lindo", señaló el productor Tiburcio Imaz.


"Tratar con personas mayores nos sensibiliza mucho, tanto como tratar con niños. Estamos muy agradecidos de que nos hayan elegido, que hayan venido hasta acá para compartir esta tarde, la verdad es que sentimos los dos lo mismo. Quedamos muy sensibilizados por la visita y porque nos hayan tenido en cuenta, es una alegría para Tiburcio y para mí", agregó Encarnación.


Según Victoria García, la jornada en La Posta fue una oportunidad para correrse de la tendencia a estigmatizar a las personas mayores como pasivos, porque ellos también encontraron un espacio para compartir sus sentimientos, su experiencia, sus historias, lo cual es muy enriquecedor. "La tercera edad es algo muy especial, que tiene que ver con la nostalgia, con las historias de vida, algunas son alegres, otras dolorosas, pero también existen, nos pasan a todos, y lo bueno es poder abordarlas", apuntó Victoria García.


"Fue muy emocionante para todos, nos encontramos con gente que no conocíamos, y con otros que habíamos conocido en nuestra infancia, todas estas cosas son muy reconfortantes y suman alegría y bienestar para todos. Estamos muy felices de haberlos recibido, creo que ellos también lo pasaron genial así que les propusimos que si querían traerlos una vez al mes, nos tengan en cuenta", concluyó Encarnación.



Limangus también fue protagonista en Palermo y con...
La genética de Don Romeo se lució en Palermo

Artículos relacionados

 

Especiales

Envejecer activamente, reviviendo historias

Un proyecto de la Dirección de Tercera Edad de General Lamadrid organiza visitas a campos de la zona para adultos mayores

Miguel Viñuales (ZonaCampo



El martes pasado, en el marco de una tarde ideal, la familia Imaz del establecimiento La Posta de General Lamadrid vivió una experiencia diferente que los llenó de alegría. No es que pudieran descuidar la rotación de parcelas, ya que el esquema de pastoreo racional intensivo que llevan adelante no les da "changui", especialmente ahora que están en plena parición.


Pero gracias a la iniciativa de Victoria García, licenciada en trabajo social y directora del área de Tercera Edad de la vecina Municipalidad, Tiburcio Imaz y Encarnación Espinar Rodríguez fueron anfitriones de uno de los encuentros del proyecto "Re Vivir Nuestro Pueblo", que apunta a llevar a los adultos mayores por lugares característicos de la zona.


"La pasamos super bien, los "viejos", como cariñosamente les decimos, quedaron muy contentos de pasar el día, ver el parque, los frutales, escuchar las historias y todo lo que les contaron Encarnación y Tiburcio. Desde la Dirección buscamos generar este tipo de proyectos, que estimulen un envejecimiento activo en las personas mayores", explicó García a ZonaCampo.


"Las estancias y establecimientos rurales tienen mucho que ver con la historia y la conformación de nuestro partido, el año pasado visitamos algunos lugares, también pasamos una tarde en la plaza de juegos. Esto puede parecer algo pequeño, pero algunos "viejos" anduvieron en calesita, cosa que nunca habían hecho. Buscamos recrear anécdotas o vivencias, y acercarlas desde otro lugar, que puedan rememorar cosas que hayan vivido de jóvenes o en su infancia", agregó.


La Posta fue tenida en cuenta para el proyecto a través de la Dirección de Turismo de la municipalidad, a cargo de Ignacia Cortázar, ya que el establecimiento es parte de los atractivos que Lamadrid ofrece a quienes quieren visitar el partido. 


"Nosotros no funcionamos como un alojamiento, no brindamos ese servicio, pero hace algún tiempo empezamos a mostrar lo que hace Tiburcio con el sistema de pastoreo racional intensivo que venimos trabajando desde hace 18 años, y de a poco la gente empezó a acercarse a las capacitaciones. Este año fue un aluvión, recibimos muchas visitas de diferentes lugares del país y en algunos casos se quedan a dormir en el lugar, en las habitaciones que dejaron los chicos. Por eso en turismo nos tienen en cuenta más allá de que lo nuestro es capacitación técnica", expresó Encarnación Espinar Rodríguez.  


El grupo que visitó La Posta estuvo integrado fundamentalmente por personas mayores que viven en el hogar de ancianos municipal, y mujeres adultas mayores que concurren al taller de movimiento y memoria a cargo de la dirección de tercera edad. Fueron acompañados por enfermeros y otras personas, en el caso de los ancianos que necesitan asistencia permanente.


"Nos encanta recibir gente, ya con las capacitaciones nos acostumbramos, pero esto fue diferente. Nos encontramos con abuelos de Martinetas, otros de Líbano, tratamos de hacerlos sentir como en su casa, es como que todo vuelve. Compartimos anécdotas, nos contaban cosas nuestras de cuando éramos chicos, hablamos de los árboles, las vacas en plena parición, de los frutales, y la tarde acompañó porque el día estuvo muy lindo", señaló el productor Tiburcio Imaz.


"Tratar con personas mayores nos sensibiliza mucho, tanto como tratar con niños. Estamos muy agradecidos de que nos hayan elegido, que hayan venido hasta acá para compartir esta tarde, la verdad es que sentimos los dos lo mismo. Quedamos muy sensibilizados por la visita y porque nos hayan tenido en cuenta, es una alegría para Tiburcio y para mí", agregó Encarnación.


Según Victoria García, la jornada en La Posta fue una oportunidad para correrse de la tendencia a estigmatizar a las personas mayores como pasivos, porque ellos también encontraron un espacio para compartir sus sentimientos, su experiencia, sus historias, lo cual es muy enriquecedor. "La tercera edad es algo muy especial, que tiene que ver con la nostalgia, con las historias de vida, algunas son alegres, otras dolorosas, pero también existen, nos pasan a todos, y lo bueno es poder abordarlas", apuntó Victoria García.


"Fue muy emocionante para todos, nos encontramos con gente que no conocíamos, y con otros que habíamos conocido en nuestra infancia, todas estas cosas son muy reconfortantes y suman alegría y bienestar para todos. Estamos muy felices de haberlos recibido, creo que ellos también lo pasaron genial así que les propusimos que si querían traerlos una vez al mes, nos tengan en cuenta", concluyó Encarnación.



Limangus también fue protagonista en Palermo y con...
La genética de Don Romeo se lució en Palermo

Artículos relacionados