Especiales

Destacado 

Olavarría y Laprida, los dos primeros ensayos en control biológico de tucura

Raúl Monferrer nos cuenta los pormenores del primer trabajo de control biológico de tucura que se ha realizado en la provincia de Buenos Aires, cuya aplicación estuvo a su cargo 


El miércoles pasado tuvo lugar en Olavarría y Laprida la primera aplicación de un controlador biológico para tucura en la provincia de Buenos Aires. El proyecto fue desarrollado por la Dirección de Fiscalización Vegetal del Ministerio de Agroindustria, y el responsable de llevar a cabo la aplicación fue un invitado habitual de este medio, el Sr. Raúl Monferrer de Aviación Agrícola Argentina S.A.


El patógeno se llama "Paranocema Locustae", el cual produce en el insecto un gradual estado de desnutrición dando lugar a inactividad, menor tamaño y disminución de las funciones vitales, lo cual se transmite luego a las generaciones siguientes, y el método de dispersión que se está utilizando apunta a que los picos de explosión poblacional de la plaga sean menos intensos y más espaciados a mediano y largo plazo, disminuyendo su voracidad y por ende perjuicios a la producción. Se trata de un método innovador en la nuestro país, ya que solo China y EEUU producen el patógeno en laboratorio.


"Nuestra empresa fue elegida para aplicar este producto, que está siendo desarrollado por un laboratorio específico establecido por el Ministerio. Nos acompañó el ingeniero Luis Herrera, que fue el responsable del control de los trabajos", expresó Monferrer a Zona Campo."El producto se mezcla con salvado de trigo, al cual se lo humedece con el microsporidio, y luego se lo aplica como si fuera una siembra aérea en los campos donde realmente hay problemas de tucura", agregó.


"Fuimos convocados por la Municipalidad de Olavarría,a través de la Secretaría de Desarrollo a cargo del señor Juan Manuel Dolagaray para realizar las primeras aplicaciones sobre unas 100 hectáreas, en un campo sobre la ruta 51, y desde Laprida nos contactó la comisión de lucha contra las plagas de ese partido para la misma tarea en el establecimiento La Lía, así que pudimos hacer todo en el mismo día, el miércoles 27. Los dos trabajos fueron independientes pero llegamos a hacerlos en la misma jornada, ya que pudimos operar desde Benito Juárez"


El propio ministro Sarquís destacó la innovación y el trabajo de su equipo. "Estamos poniendo a punto la técnica de formulación, el momento óptimo de la aplicación y los monitoreos, a fin de adquirir la experiencia necesaria para los próximos años donde se aplicará en forma masiva. Los resultados se verán a largo plazo", expresó.indicando en un Twitt que se trataba de "un gran día" para la provincia y su ministerio, ya que el objetivo es llegar a una disminución de la plaga a la mitad de su población actual.


Está previsto que los trabajos continúen en los municipios de Adolfo Alsina, Azul, Bahía Blanca, Benito Juárez, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Daireaux, General Lamadrid, Guaminí, Puán, Saavedra, Tornquist, Lobería, Necochea, San Cayetano, Gonsalez Chaves, Rauch, Ayacucho, Tandil, Coronel Rosales, Sallíqueló, Tres Lomas y Tres Arroyos.


"Nuestros aviones tienen un sistema de seguimiento satelital, por lo cual se pudieron hacer dos mapas donde se nota bien claro el trabajo realizado y las franjas de las aplicaciones, con una cobertura de 22 metros utilizando el equipo con el cual se siembran las pasturas o se fertiliza en forma aérea. Lo más complicado fue calibrar el avión para tirar dos kilogramos por hectárea de la mezcla de salvado de trigo con paranocema locustae", remarcó el aplicador.


La empresa de Raúl Monferrer resultó nuevamente adjudicataria de la campaña contra tucura en el partido, estando en este momento a la espera de la determinación que realice la comisión de lucha contra las plagas local respecto de las zonas en que se realizarán las aplicaciones, que serán realizadas utilizando los insumos habituales, insecticidas de baja toxicidad pero no de control biológico, ya que lo del paranocema fue, hasta el momento, una prueba impulsada por la provincia. 



Diciembre ya tiene su cartelera de remates en Olav...
La consolidación del cerdo, clave para el bovino

Artículos relacionados

 

Especiales

Destacado 

Olavarría y Laprida, los dos primeros ensayos en control biológico de tucura

Raúl Monferrer nos cuenta los pormenores del primer trabajo de control biológico de tucura que se ha realizado en la provincia de Buenos Aires, cuya aplicación estuvo a su cargo 


El miércoles pasado tuvo lugar en Olavarría y Laprida la primera aplicación de un controlador biológico para tucura en la provincia de Buenos Aires. El proyecto fue desarrollado por la Dirección de Fiscalización Vegetal del Ministerio de Agroindustria, y el responsable de llevar a cabo la aplicación fue un invitado habitual de este medio, el Sr. Raúl Monferrer de Aviación Agrícola Argentina S.A.


El patógeno se llama "Paranocema Locustae", el cual produce en el insecto un gradual estado de desnutrición dando lugar a inactividad, menor tamaño y disminución de las funciones vitales, lo cual se transmite luego a las generaciones siguientes, y el método de dispersión que se está utilizando apunta a que los picos de explosión poblacional de la plaga sean menos intensos y más espaciados a mediano y largo plazo, disminuyendo su voracidad y por ende perjuicios a la producción. Se trata de un método innovador en la nuestro país, ya que solo China y EEUU producen el patógeno en laboratorio.


"Nuestra empresa fue elegida para aplicar este producto, que está siendo desarrollado por un laboratorio específico establecido por el Ministerio. Nos acompañó el ingeniero Luis Herrera, que fue el responsable del control de los trabajos", expresó Monferrer a Zona Campo."El producto se mezcla con salvado de trigo, al cual se lo humedece con el microsporidio, y luego se lo aplica como si fuera una siembra aérea en los campos donde realmente hay problemas de tucura", agregó.


"Fuimos convocados por la Municipalidad de Olavarría,a través de la Secretaría de Desarrollo a cargo del señor Juan Manuel Dolagaray para realizar las primeras aplicaciones sobre unas 100 hectáreas, en un campo sobre la ruta 51, y desde Laprida nos contactó la comisión de lucha contra las plagas de ese partido para la misma tarea en el establecimiento La Lía, así que pudimos hacer todo en el mismo día, el miércoles 27. Los dos trabajos fueron independientes pero llegamos a hacerlos en la misma jornada, ya que pudimos operar desde Benito Juárez"


El propio ministro Sarquís destacó la innovación y el trabajo de su equipo. "Estamos poniendo a punto la técnica de formulación, el momento óptimo de la aplicación y los monitoreos, a fin de adquirir la experiencia necesaria para los próximos años donde se aplicará en forma masiva. Los resultados se verán a largo plazo", expresó.indicando en un Twitt que se trataba de "un gran día" para la provincia y su ministerio, ya que el objetivo es llegar a una disminución de la plaga a la mitad de su población actual.


Está previsto que los trabajos continúen en los municipios de Adolfo Alsina, Azul, Bahía Blanca, Benito Juárez, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Daireaux, General Lamadrid, Guaminí, Puán, Saavedra, Tornquist, Lobería, Necochea, San Cayetano, Gonsalez Chaves, Rauch, Ayacucho, Tandil, Coronel Rosales, Sallíqueló, Tres Lomas y Tres Arroyos.


"Nuestros aviones tienen un sistema de seguimiento satelital, por lo cual se pudieron hacer dos mapas donde se nota bien claro el trabajo realizado y las franjas de las aplicaciones, con una cobertura de 22 metros utilizando el equipo con el cual se siembran las pasturas o se fertiliza en forma aérea. Lo más complicado fue calibrar el avión para tirar dos kilogramos por hectárea de la mezcla de salvado de trigo con paranocema locustae", remarcó el aplicador.


La empresa de Raúl Monferrer resultó nuevamente adjudicataria de la campaña contra tucura en el partido, estando en este momento a la espera de la determinación que realice la comisión de lucha contra las plagas local respecto de las zonas en que se realizarán las aplicaciones, que serán realizadas utilizando los insumos habituales, insecticidas de baja toxicidad pero no de control biológico, ya que lo del paranocema fue, hasta el momento, una prueba impulsada por la provincia. 



Diciembre ya tiene su cartelera de remates en Olav...
La consolidación del cerdo, clave para el bovino

Artículos relacionados