Ganadería

"La regulación del mercado y de los precios ya sabemos cómo termina"

Pablo Grahmann, Protesorero de la Cámara Argentina de Feedlot, analiza la coyuntura de la actividad en medio de la incertidumbre política 

​Exclusivo ZonaCampo 

Con parte del equipo de ZonaCampo tuvimos una jornada de recorrida por la Estancia La Rosa sobre Ruta 226 donde fuimos recibidos por quién está encargado de la explotación, el Ingeniero Emmanuel Vilela que a pesar del inoportuno horario de nuestra visita sobre el final de la tarde de un día de mucho trabajo nos recibió con la mejor predisposición para iniciar la recorrida. La luz del sol se diluyó rápidamente y el tiempo fue corto para interiorizarnos sobre un tema que reviste muchas aristas y secretos. Pudimos apreciar, un campo muy bien manejado que complementa la recria con la terminación en un Feedlot profesional que además presta servicio a clientes. Con la promesa de una nueva visita, el día culminó en el casco de la estancia con una charla a fondo con Pablo Grahmann, administrador del lugar y excelente anfitrión.


Teníamos previsto una nota sobre la actividad de la empresa que Pablo administra, sus actividades y las perspectivas de la actividad ganadera. Pero cómo no podía ser de otra manera, la coyuntura política atravesó la charla y surgió esta parte de la entrevista que toma gran relevancia ante el próximo cambio de gobierno a nivel nacional y provincial.


ZonaCampo: Ya pasaron las elecciones y aunque falta para que asuma el nuevo gobierno ya se vislumbran algunas medidas. ¿Qué podemos esperar, desde tu punto de vista, de este regreso del peronismo unido al poder?
Pablo Grahmann: Por lo que anunciaron durante la campaña lo que viene, como mínimo, es una intensión de regulación de mercado y de precio de los alimentos mediante un acuerdo con los sindicatos y otros actores de la cadena. Hay otros comentarios más extremos como mencionó Felipe Sola sobre una Junta Nacional de Granos. Todo esto ya lo hemos vivido y no es beneficioso para la actividad. Cualquier regulación y cambios a un contexto en el que volvimos a exportar 770.000 toneladas de carne en el año, que empiezan a abrirse nuevos mercados, no es bueno y seria volver 4 o 5 años atrás ya sabemos hacia dónde nos lleva ese escenario.


ZonaCampo: ¿Y si finalmente algunas de estas medidas de ponen en práctica?
Pablo Grahmann: Ante este escenario, el productor se ve paralizado, no invierte, replantea los planes hacia adelante, no tiene el precio que necesita para poder compensar todas las inversiones que ha venido haciendo. Yendo específicamente a la actividadde la carne, la foto actual es que tenes un kilo producido que te sale más caro que lo que terminas vendiendo el animal, con un horizonte hacia adelante que es una gran incógnita.


ZonaCampo: ¿Cuál es la salida para la ganadería entonces?
Pablo Grahmann: A mi criterio la vía de salida de este problema es la exportación, que se abran más mercados, que se habiliten más frigoríficos y se produzca un efecto derrame en los eslabones ganaderos del precio que estos actores consiguen al vender la producción en el exterior. Al estar totalmente frenado el consumo interno por el bajo poder adquisitivo de la gente la única vía de salida que vemos para el novillo es la exportación.Si el mercado presiente que un asado 180 o 240 pesos esta caro y al productor tampoco le cierra hay un problema en la matriz productiva de fabricar un novillo adentro del corral.Por otro lado, el efecto que se produce por las devaluaciones lo está capturando el frigorífico y debería trasladarse al productor. Si la plata no llega al productor, el productor no va a invertir y no va a fabricar este novillo que necesita la industria, hasta llegar a un punto que no haya hacienda gorda o haya faltantes entonces la industria va a tener que empezar a pagar mejor el novillo.Todavía la vaca es una gran solución para el volumen y para el criador que necesita hacer algo de plata y empieza a ver que una vaca vale 32.000, 33.000 pesos. Hoy el comentario de los frigoríficos es que llega vaca preñada, vaca de descarte que normalmente se le da otra oportunidad, el productor por necesidad va limpiando los rodeos. Esto a la larga son menos vientres y menos terneros nacidos. Hoy vale todo lo mismo y la gran demanda de China, aumentada por el problema de la fiebre porcina, hace que sea una gran salida y nuevo mercado para un producto que generalmente quedaba puertas adentro. Todos estos desajustes en la cadena hacen que no le cierre el numero al criador, que no le cierre al invernador y que no le cierre al feedlotero por lo que asumo es una ecuación que en el corto plazo se tiene que acomodar, caso contrario no hay una ganaderia viable para la Argentina. El tema es quien subsiste en el medio y los productores como nos acomodamos a esos planteos y ante este escenario de incertidumbre.


ZonaCampo: ¿Y cúal la foto actual del feedlot?
Pablo Grahmann: La realidad es que los engordes hoy han disminuido pero por la sequia que ha pasado la provincia, ha hecho que algunos productores vuelvan a apostar, con un grano caro, a un ciclo nuevo productivo que estará terminando en diciembre. Hablando del dólar que paso de 40 a 60, la hacienda no acompaño esa suba, paso de 80 después de las PASO a 70, 68 el precio actual, eso resume la situación.Una actividad que necesita dólares para invertir porque las pasturas, los granos, todos son insumos que el agro paga el dólares,para con el esfuerzo diario de toda actividad intensiva al aire libre conlleva, transformarlos a pesos. Esto lamentablemente no cierra.


ZonaCampo: ¿Cuál es el nivel de ocupación actual?
Pablo Grahmann: Según el último informe de la Cámara los feedlots están trabajando al 62%, pero es un informe que puede tener un grado de sesgo por la seca y demás. Cuando charlamos con otros feedloteros están generalmente abajo del 50%, salvo feedlots que estén con un destino de exportación, que fabrican el animal destino cuota 481 que arranca en estos días.La ocupación a mismo mes de años anteriores es la menor de los últimos 5 años. Un escenario que marca una tendencia si esto no se revierte, porque lo que si esta claro que mas de la mitad del consumo nacional se abastece con carne producida en los corrales


ZonaCampo: Si pudieras aportar una idea para revitalizar el negocio del engorde a corral ¿cual sería?
Pablo Grahmann: Una forma es continuar este camino de apertura de mercados, teniendo una política de exportación activa donde el productor pueda colocar su producción donde mas redito produzca y dejar para el mercado interno los cortes que solemos consumir en mayor cuantia como el asado, vacio, etc. En este modelo el frigorifico (actor que consigue el precio en el exterior) podría entregar a las hotelerías un precio futuro en moneda dura asi cada hotelero ya cierra su margen y solo queda sujeto al manejo y la eficiencia de sus animales, que suele ser lo que mas conoce y maneja. Aca el gobierno se veria beneficiado por un mayor volumen de exportación, sin desabastecer al mercado interno y el productor al recibir parte de esa ganancia que tanto necesita para mejorar sus márgenes creyendo que este sistema prduciria un efecto cascada en la cadena llegando hasta el ultimo eslabon que es el criador, puntapié inicial de todo este complejo sistema ganadero argentino.
 

Se recuperó la oferta y hubo bajas en todos los re...
Carne argentina de Azul a Shanghai

Artículos relacionados

 

Ganadería

"La regulación del mercado y de los precios ya sabemos cómo termina"

Pablo Grahmann, Protesorero de la Cámara Argentina de Feedlot, analiza la coyuntura de la actividad en medio de la incertidumbre política 

​Exclusivo ZonaCampo 

Con parte del equipo de ZonaCampo tuvimos una jornada de recorrida por la Estancia La Rosa sobre Ruta 226 donde fuimos recibidos por quién está encargado de la explotación, el Ingeniero Emmanuel Vilela que a pesar del inoportuno horario de nuestra visita sobre el final de la tarde de un día de mucho trabajo nos recibió con la mejor predisposición para iniciar la recorrida. La luz del sol se diluyó rápidamente y el tiempo fue corto para interiorizarnos sobre un tema que reviste muchas aristas y secretos. Pudimos apreciar, un campo muy bien manejado que complementa la recria con la terminación en un Feedlot profesional que además presta servicio a clientes. Con la promesa de una nueva visita, el día culminó en el casco de la estancia con una charla a fondo con Pablo Grahmann, administrador del lugar y excelente anfitrión.


Teníamos previsto una nota sobre la actividad de la empresa que Pablo administra, sus actividades y las perspectivas de la actividad ganadera. Pero cómo no podía ser de otra manera, la coyuntura política atravesó la charla y surgió esta parte de la entrevista que toma gran relevancia ante el próximo cambio de gobierno a nivel nacional y provincial.


ZonaCampo: Ya pasaron las elecciones y aunque falta para que asuma el nuevo gobierno ya se vislumbran algunas medidas. ¿Qué podemos esperar, desde tu punto de vista, de este regreso del peronismo unido al poder?
Pablo Grahmann: Por lo que anunciaron durante la campaña lo que viene, como mínimo, es una intensión de regulación de mercado y de precio de los alimentos mediante un acuerdo con los sindicatos y otros actores de la cadena. Hay otros comentarios más extremos como mencionó Felipe Sola sobre una Junta Nacional de Granos. Todo esto ya lo hemos vivido y no es beneficioso para la actividad. Cualquier regulación y cambios a un contexto en el que volvimos a exportar 770.000 toneladas de carne en el año, que empiezan a abrirse nuevos mercados, no es bueno y seria volver 4 o 5 años atrás ya sabemos hacia dónde nos lleva ese escenario.


ZonaCampo: ¿Y si finalmente algunas de estas medidas de ponen en práctica?
Pablo Grahmann: Ante este escenario, el productor se ve paralizado, no invierte, replantea los planes hacia adelante, no tiene el precio que necesita para poder compensar todas las inversiones que ha venido haciendo. Yendo específicamente a la actividadde la carne, la foto actual es que tenes un kilo producido que te sale más caro que lo que terminas vendiendo el animal, con un horizonte hacia adelante que es una gran incógnita.


ZonaCampo: ¿Cuál es la salida para la ganadería entonces?
Pablo Grahmann: A mi criterio la vía de salida de este problema es la exportación, que se abran más mercados, que se habiliten más frigoríficos y se produzca un efecto derrame en los eslabones ganaderos del precio que estos actores consiguen al vender la producción en el exterior. Al estar totalmente frenado el consumo interno por el bajo poder adquisitivo de la gente la única vía de salida que vemos para el novillo es la exportación.Si el mercado presiente que un asado 180 o 240 pesos esta caro y al productor tampoco le cierra hay un problema en la matriz productiva de fabricar un novillo adentro del corral.Por otro lado, el efecto que se produce por las devaluaciones lo está capturando el frigorífico y debería trasladarse al productor. Si la plata no llega al productor, el productor no va a invertir y no va a fabricar este novillo que necesita la industria, hasta llegar a un punto que no haya hacienda gorda o haya faltantes entonces la industria va a tener que empezar a pagar mejor el novillo.Todavía la vaca es una gran solución para el volumen y para el criador que necesita hacer algo de plata y empieza a ver que una vaca vale 32.000, 33.000 pesos. Hoy el comentario de los frigoríficos es que llega vaca preñada, vaca de descarte que normalmente se le da otra oportunidad, el productor por necesidad va limpiando los rodeos. Esto a la larga son menos vientres y menos terneros nacidos. Hoy vale todo lo mismo y la gran demanda de China, aumentada por el problema de la fiebre porcina, hace que sea una gran salida y nuevo mercado para un producto que generalmente quedaba puertas adentro. Todos estos desajustes en la cadena hacen que no le cierre el numero al criador, que no le cierre al invernador y que no le cierre al feedlotero por lo que asumo es una ecuación que en el corto plazo se tiene que acomodar, caso contrario no hay una ganaderia viable para la Argentina. El tema es quien subsiste en el medio y los productores como nos acomodamos a esos planteos y ante este escenario de incertidumbre.


ZonaCampo: ¿Y cúal la foto actual del feedlot?
Pablo Grahmann: La realidad es que los engordes hoy han disminuido pero por la sequia que ha pasado la provincia, ha hecho que algunos productores vuelvan a apostar, con un grano caro, a un ciclo nuevo productivo que estará terminando en diciembre. Hablando del dólar que paso de 40 a 60, la hacienda no acompaño esa suba, paso de 80 después de las PASO a 70, 68 el precio actual, eso resume la situación.Una actividad que necesita dólares para invertir porque las pasturas, los granos, todos son insumos que el agro paga el dólares,para con el esfuerzo diario de toda actividad intensiva al aire libre conlleva, transformarlos a pesos. Esto lamentablemente no cierra.


ZonaCampo: ¿Cuál es el nivel de ocupación actual?
Pablo Grahmann: Según el último informe de la Cámara los feedlots están trabajando al 62%, pero es un informe que puede tener un grado de sesgo por la seca y demás. Cuando charlamos con otros feedloteros están generalmente abajo del 50%, salvo feedlots que estén con un destino de exportación, que fabrican el animal destino cuota 481 que arranca en estos días.La ocupación a mismo mes de años anteriores es la menor de los últimos 5 años. Un escenario que marca una tendencia si esto no se revierte, porque lo que si esta claro que mas de la mitad del consumo nacional se abastece con carne producida en los corrales


ZonaCampo: Si pudieras aportar una idea para revitalizar el negocio del engorde a corral ¿cual sería?
Pablo Grahmann: Una forma es continuar este camino de apertura de mercados, teniendo una política de exportación activa donde el productor pueda colocar su producción donde mas redito produzca y dejar para el mercado interno los cortes que solemos consumir en mayor cuantia como el asado, vacio, etc. En este modelo el frigorifico (actor que consigue el precio en el exterior) podría entregar a las hotelerías un precio futuro en moneda dura asi cada hotelero ya cierra su margen y solo queda sujeto al manejo y la eficiencia de sus animales, que suele ser lo que mas conoce y maneja. Aca el gobierno se veria beneficiado por un mayor volumen de exportación, sin desabastecer al mercado interno y el productor al recibir parte de esa ganancia que tanto necesita para mejorar sus márgenes creyendo que este sistema prduciria un efecto cascada en la cadena llegando hasta el ultimo eslabon que es el criador, puntapié inicial de todo este complejo sistema ganadero argentino.
 

Se recuperó la oferta y hubo bajas en todos los re...
Carne argentina de Azul a Shanghai

Artículos relacionados