Locales y Regionales

¿Dónde va la gente (de campo) cuando llueve?

La lluvia, esa bendición esperada, no solo trae vida al campo. Todo reverdece, cambian los ritmos, se aprovecha para poner al día algunas cosas. Pasen y vean... 

Por ZonaCampo


Seguramente, cuando Pedro y Pablo compusieron la canción que tomamos prestada para el título de la nota, no pensaron demasiado en gente haciendo trabajos de soga o cuidando pasturas por el riesgo de pisoteo, mucho menos en docentes enviando tarea escolar por whatsapp para evitar retrasos.


Nos habían prometido un otoño-invierno llovedor, y algo de agua –no hay que quejarse de lleno- ha venido cayendo. Pero si recorremos un poco hacia atrás los grupos de lluvias de ZonaCampo, podremos ver que hace bastante que no se daban cosas como lo de los últimos días, donde prácticamente una semana completa estuvo lloviendo y garuando, nutriendo los campos, dando respiro a algunos y complicando un poco a otros.

La lluvia en invierno siempre tiene esas cosas, en los campos con buen drenaje resulta un alivio, en los que tiende a estancarse trae algún problema. Pero desde el punto de vista del productor, no importa donde tenga el campo, una semana con agua cambia los ritmos, se hacen otras cosas, se trabaja de otra manera y, sobre todo, se descansa "obligado".


Con corazón campero, este domingo compartimos algunos testimonios de personas que se acercaron a ZonaCampo través de la invitación que cursamos en nuestros grupos, donde nos cuentan qué es lo que hicieron en estos días de lluvia. Con ustedes, los protagonistas.


Nito Spedale, productor de la zona de Querandíes
"Trabajo y vivo en el campo, lo principal en estos días para mi es cuidar los eléctricos, que no haya problema con los alambrados y las parcelas, acá trabajamos todo de esa manera y tenemos que mantener la corriente. Eso, y suministrar rollos, lo hacemos dos veces al día. Y después, por supuesto, trabajo en el galpón, siempre hay algo para arreglar o limpiar, y contar con leña seca para pasar la noche tranquilo. Es importante cuidar los caminos, hay agua y no se han hecho reparaciones, el campo da sobre la ruta pero es imposible salir. Como ya estoy acostumbrado, a ponerle buena cara, y esperando a ver que dicen los otros vecinos!"


Telmo Etchebehere, productor de zona "4 Caminos" sobre ruta 60, cerca de estancia San Quilcó
"El campo es así siempre hay algo para hacer, con o sin lluvia. Es medio una rutina, cuando hay animales en engorde hay que dar de comer todos los días sin excepciones y en parición lo mismo, más si son vaquillonas. Estos días de temporal, hay que dar rollos. Tener la leña seca para los hogares y cocinas para combatir el frío, acá en el campo tenemos los caballos en cuida, hay que dar de comer, sacar a dar agua, hacer las camas en los boxes. Igualmente hoy la vida cambió mucho a lo que era antiguamente, hay luz eléctrica, internet , televisión. Por supuesto, se aprovecha para hacer algún trabajo en soga y limpiar el galpón, y cualquier cosa que haga falta para cuando salgo al campo".


Productor agroganadero, zona 16 de julio
"Los días de lluvia sigo yendo al campo, menos que lo habitual, pero voy. Esta semana fui dos días, como sea llego, barro, pasar por el vecino, abrir montón de tranqueras. Los empleados hay que atenderlos, ellos también tienen francos y se van, y para irse caminan 5 kms hasta un lugar donde los puedan buscar, o los busco yo como pueda. No puede no haber nadie, hay que dar de comer y hay que cuidar. Obviamente, uno está más en el pueblo, y se trabaja más en papeles, en actualizar planillas o seguir temas atrasados".


Tiburcio Imaz, establecimiento La Posta, partido de General La Madrid
"Nosotros nos dedicamos al pastoreo racional intensivo, así que las rutinas no pueden modificarse mucho, la diferencia es que siempre tenemos preparada una parcela con pasturas más viejas, o una plazoleta con rollos, para llevar la hacienda hasta que seque un poco y así evitamos el daño por pisoteo. El día a día de los días secos va dejando cosas pendientes, no en el campo, pero si en la casa, el galpón o la herrería, así que aprovecho. También es bueno para tomar mate con tortas fritas, y descansar un poco".


Encarnación Espinar Rodríguez, establecimiento La Posta, partido de General La Madrid
"Aprovecho a tejer, a cocinar una torta, algo distinto, y tareas que no se pueden hacer afuera. Alguna manualidad, hilar con la rueca, pintar cosas pendientes. Pero sobre todo, aprovecho para estar adentro, esta bueno un día de lluvia, tiene su encanto. Las mujeres de campo trabajamos afuera cuando está lindo, y seguimos trabajando adentro cuando llueve, a la par de nuestros maridos".


Anahi Pinuaga, estancia La Esperanza, Crotto, partido de Tapalqué
"Con dos chicos y un hombre encerrado entre cuatro paredes, lo primero que hago es cocinar, más que nada para la tarde, porque terminan de almorzar y ya te preguntan qué hay para comer! Uno de los días fui al galpón a ayudar a ordenar cosas, pero más que nada, arreglar y ordenar ropa, lo que va quedando pendiente cuando durante los días lindos salís al monte a rastrillar, o al campo a trabajar. Este año tengo la comunión de uno de mis hijos, así que estoy pensando en las manualidades y adornos para la mesa, y aproveché estos días para eso".


Maestra rural, partido de General La Madrid
"Los días de lluvia siempre representan un problema para la escuela rural, a veces no se puede llegar, corrés el riesgo de encajarte o romper el auto. A veces son los chicos los que no pueden llegar a clase, también. Los docentes nos vamos adaptando, aprovechamos que en la zona tenemos señal de internet en los celulares, y que casi todas las mamás tienen whatsapp, entonces les mandamos las cosas para que no se atrasen, y todas las dudas nos las preguntan. Los chicos, al estar adentro, aprovechan para hacer las tareas ya que no se puede salir afuera".

La situación hídrica en Olavarría es normal para l...
Mapa de lluvias en la región del 16 al 18 de junio
 

Locales y Regionales

¿Dónde va la gente (de campo) cuando llueve?

La lluvia, esa bendición esperada, no solo trae vida al campo. Todo reverdece, cambian los ritmos, se aprovecha para poner al día algunas cosas. Pasen y vean... 

Por ZonaCampo


Seguramente, cuando Pedro y Pablo compusieron la canción que tomamos prestada para el título de la nota, no pensaron demasiado en gente haciendo trabajos de soga o cuidando pasturas por el riesgo de pisoteo, mucho menos en docentes enviando tarea escolar por whatsapp para evitar retrasos.


Nos habían prometido un otoño-invierno llovedor, y algo de agua –no hay que quejarse de lleno- ha venido cayendo. Pero si recorremos un poco hacia atrás los grupos de lluvias de ZonaCampo, podremos ver que hace bastante que no se daban cosas como lo de los últimos días, donde prácticamente una semana completa estuvo lloviendo y garuando, nutriendo los campos, dando respiro a algunos y complicando un poco a otros.

La lluvia en invierno siempre tiene esas cosas, en los campos con buen drenaje resulta un alivio, en los que tiende a estancarse trae algún problema. Pero desde el punto de vista del productor, no importa donde tenga el campo, una semana con agua cambia los ritmos, se hacen otras cosas, se trabaja de otra manera y, sobre todo, se descansa "obligado".


Con corazón campero, este domingo compartimos algunos testimonios de personas que se acercaron a ZonaCampo través de la invitación que cursamos en nuestros grupos, donde nos cuentan qué es lo que hicieron en estos días de lluvia. Con ustedes, los protagonistas.


Nito Spedale, productor de la zona de Querandíes
"Trabajo y vivo en el campo, lo principal en estos días para mi es cuidar los eléctricos, que no haya problema con los alambrados y las parcelas, acá trabajamos todo de esa manera y tenemos que mantener la corriente. Eso, y suministrar rollos, lo hacemos dos veces al día. Y después, por supuesto, trabajo en el galpón, siempre hay algo para arreglar o limpiar, y contar con leña seca para pasar la noche tranquilo. Es importante cuidar los caminos, hay agua y no se han hecho reparaciones, el campo da sobre la ruta pero es imposible salir. Como ya estoy acostumbrado, a ponerle buena cara, y esperando a ver que dicen los otros vecinos!"


Telmo Etchebehere, productor de zona "4 Caminos" sobre ruta 60, cerca de estancia San Quilcó
"El campo es así siempre hay algo para hacer, con o sin lluvia. Es medio una rutina, cuando hay animales en engorde hay que dar de comer todos los días sin excepciones y en parición lo mismo, más si son vaquillonas. Estos días de temporal, hay que dar rollos. Tener la leña seca para los hogares y cocinas para combatir el frío, acá en el campo tenemos los caballos en cuida, hay que dar de comer, sacar a dar agua, hacer las camas en los boxes. Igualmente hoy la vida cambió mucho a lo que era antiguamente, hay luz eléctrica, internet , televisión. Por supuesto, se aprovecha para hacer algún trabajo en soga y limpiar el galpón, y cualquier cosa que haga falta para cuando salgo al campo".


Productor agroganadero, zona 16 de julio
"Los días de lluvia sigo yendo al campo, menos que lo habitual, pero voy. Esta semana fui dos días, como sea llego, barro, pasar por el vecino, abrir montón de tranqueras. Los empleados hay que atenderlos, ellos también tienen francos y se van, y para irse caminan 5 kms hasta un lugar donde los puedan buscar, o los busco yo como pueda. No puede no haber nadie, hay que dar de comer y hay que cuidar. Obviamente, uno está más en el pueblo, y se trabaja más en papeles, en actualizar planillas o seguir temas atrasados".


Tiburcio Imaz, establecimiento La Posta, partido de General La Madrid
"Nosotros nos dedicamos al pastoreo racional intensivo, así que las rutinas no pueden modificarse mucho, la diferencia es que siempre tenemos preparada una parcela con pasturas más viejas, o una plazoleta con rollos, para llevar la hacienda hasta que seque un poco y así evitamos el daño por pisoteo. El día a día de los días secos va dejando cosas pendientes, no en el campo, pero si en la casa, el galpón o la herrería, así que aprovecho. También es bueno para tomar mate con tortas fritas, y descansar un poco".


Encarnación Espinar Rodríguez, establecimiento La Posta, partido de General La Madrid
"Aprovecho a tejer, a cocinar una torta, algo distinto, y tareas que no se pueden hacer afuera. Alguna manualidad, hilar con la rueca, pintar cosas pendientes. Pero sobre todo, aprovecho para estar adentro, esta bueno un día de lluvia, tiene su encanto. Las mujeres de campo trabajamos afuera cuando está lindo, y seguimos trabajando adentro cuando llueve, a la par de nuestros maridos".


Anahi Pinuaga, estancia La Esperanza, Crotto, partido de Tapalqué
"Con dos chicos y un hombre encerrado entre cuatro paredes, lo primero que hago es cocinar, más que nada para la tarde, porque terminan de almorzar y ya te preguntan qué hay para comer! Uno de los días fui al galpón a ayudar a ordenar cosas, pero más que nada, arreglar y ordenar ropa, lo que va quedando pendiente cuando durante los días lindos salís al monte a rastrillar, o al campo a trabajar. Este año tengo la comunión de uno de mis hijos, así que estoy pensando en las manualidades y adornos para la mesa, y aproveché estos días para eso".


Maestra rural, partido de General La Madrid
"Los días de lluvia siempre representan un problema para la escuela rural, a veces no se puede llegar, corrés el riesgo de encajarte o romper el auto. A veces son los chicos los que no pueden llegar a clase, también. Los docentes nos vamos adaptando, aprovechamos que en la zona tenemos señal de internet en los celulares, y que casi todas las mamás tienen whatsapp, entonces les mandamos las cosas para que no se atrasen, y todas las dudas nos las preguntan. Los chicos, al estar adentro, aprovechan para hacer las tareas ya que no se puede salir afuera".

La situación hídrica en Olavarría es normal para l...
Mapa de lluvias en la región del 16 al 18 de junio