Otras Actividades

Las ovejas recuperan terreno en la provincia

El ovino está evidenciando un lento pero continuo repoblamiento de viejas zonas ovejeras principalmente en la parte centro-sur bonaerense

En los últimos años se está produciendo un lento pero continuo incremento de las majadas en el centro/sur bonaerense y en las zonas netamente ganaderas. ¿Cuales son las claves del resurgimiento?


La Ley Ovina y el Sistema Prolana 


Hasta mediados de la década pasada la sangría lanar fue tan característica de los campos bonaerenses como la agriculturización. El escenario empezó a cambiar a partir de 2010, cuando finalizó una sequía que había comenzado un lustro antes. Así, mientras que fue desplazada por completo de las zonas agrícolas y en muchas geografías ganaderas, en los últimos años las ovejas empezaron a recuperar hectáreas en los campos del sur bonaerense, evidenciando un lento pero continuo repoblamiento de viejas zonas ovejeras. Así lo aseguró el ingeniero pringlense Jorge Pennini, coordinador del Prolana para el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires.


Si bien el ovino está tomando impulso en todo el territorio bonaerense, el fenómeno es más notorio en la parte centro-sur. En cuanto a las causas que generaron el proceso de resurgimiento lanar, Pennini indicó: "Por un lado está la Ley Ovina que a través de sus créditos motiva mucho para que compren ovejas, con créditos muy blandos de siete años con dos de gracia, beneficios que no ofrece ninguna otra actividad productiva. Eso le permite a aquel que quiera iniciarse pueda hacerlo, y también posibilita que el productor que ya tiene su majada pueda mejorar su producción".


También está jugando un papel fundamental el Programa Prolana, un sistema de calidad de lanas impulsado desde la Nación e implementado por la Provincia. "El sistema consta en una esquila suelta sin manear, el acondicionamiento y un enfardelado de las lanas y una prensa, con fardos de 100 y 200 kilos, con nylon. Lo que se hace es mejorar la calidad de las lanas", explicó. A esto se le suma, también como parte del Programa Ovino bonaerense, la conformación de Centros de Acopio en distintas zonas para defender mejor el precio del producto.


Jorge Pennini, coordinador del Prolana para el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires. 


La sequía patagónica


A esas razones hay que sumarle lo ocurrido a mediados de la década pasada, cuando una intensa seca castigó a las provincias de Río Negro y Chubut y provocó que las enormes majadas que habitan esa región no tuvieran pasto para comer. A eso se le sumó en zonas específicas el efecto de las cenizas, que terminaron tapando el poco forraje que quedaba en pie. Ante este escenario, y mientras aumentaba la mortandad de ovinos, muchos productores prefirieron cargar los animales y sacarlas de la región afectada.


La mayoría eran raza Merino, que es más lanera que la Corriedale, la oveja doble propósito que más habita en Buenos Aires. Está dicho, a la desgracia ajena, el gobierno bonaerense le sumó sus propias virtudes para empezar a potenciar una actividad que estaba seriamente amenazada por el avance de la agricultura.


El Programa Ovino provincial, en el marco de los beneficios que otorga la Ley Ovina nacional hizo que la oveja, se presente como una opción sólida de diversificación sustentable y mejora de la rentabilidad para pequeños productores, y para la ocupación de zonas de secano en el sudoeste y sur de la provincia. Entonces, si bien está claro que en zonas agrícolas la oveja no puedo competir con los números de los cultivos, en los campos con más aptitudes ganaderas la producción ovina tiene similares márgenes que la ganadería vacuna.Les sugiero que hagan los números y vean que las ovejas siguen siendo una alternativa interesante, en particular en nuestra región", comentó el productor agropecuario que trabaja campos en el partido de Coronel Dorrego.


​Jornada ovina en Laprida

Este jueves 18 de julio desde las 18 horas, Jorge Pennini disertará en Laprida en una Jornada que incluirá charlas abiertas sobre esquila suelta, acondicionamiento y  centros de acopio. La cita es en el Fogón del predio ferial Soeciedad Rural de Laprida organizado por Ley Ovina Argentina, Prolana y AE INTA Laprida

Radiografía de la producción nacional

La Argentina cuenta aproximadamente con 118.187 establecimientos agropecuarios con una existencia de ovinos cercana a las 14.864.321 cabezas (SENASA 2016), los que se encuentran estratificados de la siguiente manera, teniendo en cuenta la regionalización propuesta por la Secretaría de Agroindustria Nacional: Región Patagonia con 12.681 unidades productivas (10,7%) con 8,86 millones de cabezas, (59,6%); Región Centro con 45.298 unidades productivas (38,3%) con 2,7 millones de cabezas (18,3%); Región NEA con 37.288 unidades productivas (31.6%) con 2,1 millones de cabezas (14,2%); Región NOA con 16.871 unidades productivas (14,3%) con 924 mil cabezas, (6,2%) y Región Cuyo con 6.049 unidades productivas (5,1%) con 246 mil cabezas (1,7%).


La región Centro, donde se encuentra ubicada la provincia de Buenos Aires, es el territorio con mayor cantidad de unidades productivas ovinas y la segunda región en cuanto a número de animales. Hoy el apoyo brindado por la Ley Ovina Nacional al sector condujo a una progresiva mejoría de la actividad, haciéndola más visible y pasando de 1,4 millones de cabezas en 2002 a casi 2 millones de cabezas formalizadas (1.985.039 – SENASA 2016).


Del mismo modo hubo un aumento del número de unidades productivas (UP) pasando de 11.426 (CNA- 2002) a 25.111 (SENASA-2016), "duplicándose el número de UP en la provincia en este período". Las majadas comerciales bonaerenses están radicadas en la "Depresión del Salado", "Sudoeste" y "Mar y Sierras".


En el año 2015 los partidos involucrados en dichas regiones sumaron el 87,5% del stock ovino de Buenos Aires. En la provincia de Buenos Aires, existe un 97% de UP que posee menos de 500 cabezas, representando casi el 68% del stock ovino provincial, mientras que el 3% tienen más de 500 y concentran el 32%. 

Fuente: Campo Total Web (Coronel Pringles)
Fotos portada y Jorge Pennini: Campo Total Web (Coronel Pringles)

Paro a la japonesa de personal de Senasa nucleado ...
Elecciones Olavarría 2019

Artículos relacionados

 

Otras Actividades

Las ovejas recuperan terreno en la provincia

El ovino está evidenciando un lento pero continuo repoblamiento de viejas zonas ovejeras principalmente en la parte centro-sur bonaerense

En los últimos años se está produciendo un lento pero continuo incremento de las majadas en el centro/sur bonaerense y en las zonas netamente ganaderas. ¿Cuales son las claves del resurgimiento?


La Ley Ovina y el Sistema Prolana 


Hasta mediados de la década pasada la sangría lanar fue tan característica de los campos bonaerenses como la agriculturización. El escenario empezó a cambiar a partir de 2010, cuando finalizó una sequía que había comenzado un lustro antes. Así, mientras que fue desplazada por completo de las zonas agrícolas y en muchas geografías ganaderas, en los últimos años las ovejas empezaron a recuperar hectáreas en los campos del sur bonaerense, evidenciando un lento pero continuo repoblamiento de viejas zonas ovejeras. Así lo aseguró el ingeniero pringlense Jorge Pennini, coordinador del Prolana para el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires.


Si bien el ovino está tomando impulso en todo el territorio bonaerense, el fenómeno es más notorio en la parte centro-sur. En cuanto a las causas que generaron el proceso de resurgimiento lanar, Pennini indicó: "Por un lado está la Ley Ovina que a través de sus créditos motiva mucho para que compren ovejas, con créditos muy blandos de siete años con dos de gracia, beneficios que no ofrece ninguna otra actividad productiva. Eso le permite a aquel que quiera iniciarse pueda hacerlo, y también posibilita que el productor que ya tiene su majada pueda mejorar su producción".


También está jugando un papel fundamental el Programa Prolana, un sistema de calidad de lanas impulsado desde la Nación e implementado por la Provincia. "El sistema consta en una esquila suelta sin manear, el acondicionamiento y un enfardelado de las lanas y una prensa, con fardos de 100 y 200 kilos, con nylon. Lo que se hace es mejorar la calidad de las lanas", explicó. A esto se le suma, también como parte del Programa Ovino bonaerense, la conformación de Centros de Acopio en distintas zonas para defender mejor el precio del producto.


Jorge Pennini, coordinador del Prolana para el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires. 


La sequía patagónica


A esas razones hay que sumarle lo ocurrido a mediados de la década pasada, cuando una intensa seca castigó a las provincias de Río Negro y Chubut y provocó que las enormes majadas que habitan esa región no tuvieran pasto para comer. A eso se le sumó en zonas específicas el efecto de las cenizas, que terminaron tapando el poco forraje que quedaba en pie. Ante este escenario, y mientras aumentaba la mortandad de ovinos, muchos productores prefirieron cargar los animales y sacarlas de la región afectada.


La mayoría eran raza Merino, que es más lanera que la Corriedale, la oveja doble propósito que más habita en Buenos Aires. Está dicho, a la desgracia ajena, el gobierno bonaerense le sumó sus propias virtudes para empezar a potenciar una actividad que estaba seriamente amenazada por el avance de la agricultura.


El Programa Ovino provincial, en el marco de los beneficios que otorga la Ley Ovina nacional hizo que la oveja, se presente como una opción sólida de diversificación sustentable y mejora de la rentabilidad para pequeños productores, y para la ocupación de zonas de secano en el sudoeste y sur de la provincia. Entonces, si bien está claro que en zonas agrícolas la oveja no puedo competir con los números de los cultivos, en los campos con más aptitudes ganaderas la producción ovina tiene similares márgenes que la ganadería vacuna.Les sugiero que hagan los números y vean que las ovejas siguen siendo una alternativa interesante, en particular en nuestra región", comentó el productor agropecuario que trabaja campos en el partido de Coronel Dorrego.


​Jornada ovina en Laprida

Este jueves 18 de julio desde las 18 horas, Jorge Pennini disertará en Laprida en una Jornada que incluirá charlas abiertas sobre esquila suelta, acondicionamiento y  centros de acopio. La cita es en el Fogón del predio ferial Soeciedad Rural de Laprida organizado por Ley Ovina Argentina, Prolana y AE INTA Laprida

Radiografía de la producción nacional

La Argentina cuenta aproximadamente con 118.187 establecimientos agropecuarios con una existencia de ovinos cercana a las 14.864.321 cabezas (SENASA 2016), los que se encuentran estratificados de la siguiente manera, teniendo en cuenta la regionalización propuesta por la Secretaría de Agroindustria Nacional: Región Patagonia con 12.681 unidades productivas (10,7%) con 8,86 millones de cabezas, (59,6%); Región Centro con 45.298 unidades productivas (38,3%) con 2,7 millones de cabezas (18,3%); Región NEA con 37.288 unidades productivas (31.6%) con 2,1 millones de cabezas (14,2%); Región NOA con 16.871 unidades productivas (14,3%) con 924 mil cabezas, (6,2%) y Región Cuyo con 6.049 unidades productivas (5,1%) con 246 mil cabezas (1,7%).


La región Centro, donde se encuentra ubicada la provincia de Buenos Aires, es el territorio con mayor cantidad de unidades productivas ovinas y la segunda región en cuanto a número de animales. Hoy el apoyo brindado por la Ley Ovina Nacional al sector condujo a una progresiva mejoría de la actividad, haciéndola más visible y pasando de 1,4 millones de cabezas en 2002 a casi 2 millones de cabezas formalizadas (1.985.039 – SENASA 2016).


Del mismo modo hubo un aumento del número de unidades productivas (UP) pasando de 11.426 (CNA- 2002) a 25.111 (SENASA-2016), "duplicándose el número de UP en la provincia en este período". Las majadas comerciales bonaerenses están radicadas en la "Depresión del Salado", "Sudoeste" y "Mar y Sierras".


En el año 2015 los partidos involucrados en dichas regiones sumaron el 87,5% del stock ovino de Buenos Aires. En la provincia de Buenos Aires, existe un 97% de UP que posee menos de 500 cabezas, representando casi el 68% del stock ovino provincial, mientras que el 3% tienen más de 500 y concentran el 32%. 

Fuente: Campo Total Web (Coronel Pringles)
Fotos portada y Jorge Pennini: Campo Total Web (Coronel Pringles)

Paro a la japonesa de personal de Senasa nucleado ...
Elecciones Olavarría 2019

Artículos relacionados