Locales y Regionales

Vuelve el peligro de estrés por calor en bovinos en la zona

Luego que el clima diera una tregua de varios días, el pronóstico elaborado por el Vet. Joaquin Armendano muestra un aumento del riesgo hacia el fin de semana

Para eficientizar la producción durante el verano, asegurando el bienestar de los animales y previniendo la ocurrencia de posibles mortandades, es necesario anticiparse a los momentos de mayor riesgo y actuar de la manera adecuada. El uso de pronósticos meteorológicos de manera rutinaria en la planificación de las actividades permite realizar ajustes de corto plazo que contribuyen al logro de este objetivo.


Para la correcta interpretación de estos pronósticos es importante tener en cuenta que el confort térmico de los animales está afectado en primera instancia por variables ambientales tales como la temperatura del aire, la humedad atmosférica, la velocidad del viento y la radiación solar directa e indirecta.


Para lograr una valoración más simple del ambiente, desde hace muchos años se emplean diferentes tipos de indicadores calculados a partir de estas variables ambientales, siendo el Índice de Temperatura y Humedad (ITH) uno de los más difundidos y usados en ganadería.


___________________________________________

Intensidad de las condiciones de estrés por calor

A parir del ITH puede categorizarse la intensidad de las condiciones de estrés por calor, que en el caso de bovinos para carne se clasifica como Alerta (estrés calórico leve; ITH≥75), Peligro (estrés calórico moderado; ITH≥79) y Emergencia (estrés calórico severo; ITH≥84).


En general, en bovinos para carne de razas no adaptadas a altas temperaturas (ej. Angus, Polled Hereford, etc.):
  • Los primeros signos clínicos de estrés por calor (ej. aumento de la frecuencia respiratoria), comienzan a observarse cuando el ITH es mayor a 75 (Alerta).
  • Los efectos negativos sobre el desempeño productivo comienzan a ser más evidentes cuando el ITH es mayor a 79 (Peligro).

En el caso de los bovinos para leche, que son más sensibles al calor, los signos clínicos y alteraciones productivas comienzan a darse a valores de ITH más bajo. En este sentido, los efectos del calor pueden empezar a observarse cuando el ITH es mayor 72, o más aun a parir de un ITH de 68 si se trata de vacas de alta producción.

___________________________________________

Tiempo de exposición y efecto acumulativo de las condiciones de estrés por calor

Debe considerarse que el ITH da una idea de la intensidad del estrés por calor propiciado por el ambiente, pero no contempla el efecto acumulativo del calor sobre los animales. Por tanto, debe tenerse presente la cantidad de tiempo que los animales están expuestos a una determinada condición de estrés.

Olas de calor: Es importante tener en cuenta que los días consecutivos (3 o más) con condiciones de estrés por calor de intensidad moderadas a severas y con noches que no favorecen la correcta disipación del calor acumulado durante el día exacerban marcadamente el efecto del calor sobre los animales, afectando no sólo su performance productiva, sino también aumentando su riesgo de muerte.

También es indispensable considerar que todos los efectos negativos asociados al calor ambiental serán más acentuados en aquellos animales que no estén adaptados/aclimatados, que no tengan acceso a fuentes adecuadas de sombra y agua o que se encuentren consumiendo dosis tóxicas de ergoalcaloides (pasturas a base de festuca infectada por Epichloë coenophiala – "Festucas tóxicas"–, o presencia de Claviceps purpurea en pasturas o raciones).

___________________________________________

Puntos importantes para la interpretación de los pronósticos

Los pronósticos de ITH máximo de un día en particular:

  • Permiten conocer cuál será la intensidad máxima de estrés por calor que propiciará el ambiente ese día.
  • No permiten tener noción del efecto acumulativo del calor sobre los animales a lo largo de los días.



Los pronósticos de ITH máximo de varios días consecutivos:

  • Permiten conocer cómo puede ir cambiando la intensidad máxima de estrés por calor con el correr de los días.
  • Dan más noción del efecto acumulativo del calor en los animales a lo largo de los días.
  • Permiten detectar olas de calor
Si esta información es complementada con registros de temperatura mínima o ITH mínimo, también se podrá tener noción de la capacidad de los animales de disipar durante la noche el exceso de calor acumulado.

___________________________________________


Recomendaciones generales
  • Asegurar la disponibilidad y acceso a fuentes de agua de calidad.
  • Asegurar la disponibilidad y correcto diseño de las fuentes de sombra.
  • Evitar planificar actividades con la hacienda en los días en los que se esperan altas temperaturas..
  • Conocer los niveles de infección con hongos productores de ergoalcaloides en las pasturas y/o raciones.
  • Evitar el pastoreo durante el verano de los potreros con altos niveles de infección (en la medida que esto sea posible).
  • Capacitación del personal para identificar y valorar los signos de estrés por calor en los animales.

Además de estas recomendaciones generales, habrá que considerar medidas específicas que serán tomadas de acuerdo a las particularidades de cada sistema productivo. 


Vet. Joaquín Ignacio Armendano

Los novillitos livianos superaron los 100 pesos en...
La muy buena clase y terminación bate récords en L...

Artículos relacionados

 

Locales y Regionales

Vuelve el peligro de estrés por calor en bovinos en la zona

Luego que el clima diera una tregua de varios días, el pronóstico elaborado por el Vet. Joaquin Armendano muestra un aumento del riesgo hacia el fin de semana

Para eficientizar la producción durante el verano, asegurando el bienestar de los animales y previniendo la ocurrencia de posibles mortandades, es necesario anticiparse a los momentos de mayor riesgo y actuar de la manera adecuada. El uso de pronósticos meteorológicos de manera rutinaria en la planificación de las actividades permite realizar ajustes de corto plazo que contribuyen al logro de este objetivo.


Para la correcta interpretación de estos pronósticos es importante tener en cuenta que el confort térmico de los animales está afectado en primera instancia por variables ambientales tales como la temperatura del aire, la humedad atmosférica, la velocidad del viento y la radiación solar directa e indirecta.


Para lograr una valoración más simple del ambiente, desde hace muchos años se emplean diferentes tipos de indicadores calculados a partir de estas variables ambientales, siendo el Índice de Temperatura y Humedad (ITH) uno de los más difundidos y usados en ganadería.


___________________________________________

Intensidad de las condiciones de estrés por calor

A parir del ITH puede categorizarse la intensidad de las condiciones de estrés por calor, que en el caso de bovinos para carne se clasifica como Alerta (estrés calórico leve; ITH≥75), Peligro (estrés calórico moderado; ITH≥79) y Emergencia (estrés calórico severo; ITH≥84).


En general, en bovinos para carne de razas no adaptadas a altas temperaturas (ej. Angus, Polled Hereford, etc.):
  • Los primeros signos clínicos de estrés por calor (ej. aumento de la frecuencia respiratoria), comienzan a observarse cuando el ITH es mayor a 75 (Alerta).
  • Los efectos negativos sobre el desempeño productivo comienzan a ser más evidentes cuando el ITH es mayor a 79 (Peligro).

En el caso de los bovinos para leche, que son más sensibles al calor, los signos clínicos y alteraciones productivas comienzan a darse a valores de ITH más bajo. En este sentido, los efectos del calor pueden empezar a observarse cuando el ITH es mayor 72, o más aun a parir de un ITH de 68 si se trata de vacas de alta producción.

___________________________________________

Tiempo de exposición y efecto acumulativo de las condiciones de estrés por calor

Debe considerarse que el ITH da una idea de la intensidad del estrés por calor propiciado por el ambiente, pero no contempla el efecto acumulativo del calor sobre los animales. Por tanto, debe tenerse presente la cantidad de tiempo que los animales están expuestos a una determinada condición de estrés.

Olas de calor: Es importante tener en cuenta que los días consecutivos (3 o más) con condiciones de estrés por calor de intensidad moderadas a severas y con noches que no favorecen la correcta disipación del calor acumulado durante el día exacerban marcadamente el efecto del calor sobre los animales, afectando no sólo su performance productiva, sino también aumentando su riesgo de muerte.

También es indispensable considerar que todos los efectos negativos asociados al calor ambiental serán más acentuados en aquellos animales que no estén adaptados/aclimatados, que no tengan acceso a fuentes adecuadas de sombra y agua o que se encuentren consumiendo dosis tóxicas de ergoalcaloides (pasturas a base de festuca infectada por Epichloë coenophiala – "Festucas tóxicas"–, o presencia de Claviceps purpurea en pasturas o raciones).

___________________________________________

Puntos importantes para la interpretación de los pronósticos

Los pronósticos de ITH máximo de un día en particular:

  • Permiten conocer cuál será la intensidad máxima de estrés por calor que propiciará el ambiente ese día.
  • No permiten tener noción del efecto acumulativo del calor sobre los animales a lo largo de los días.



Los pronósticos de ITH máximo de varios días consecutivos:

  • Permiten conocer cómo puede ir cambiando la intensidad máxima de estrés por calor con el correr de los días.
  • Dan más noción del efecto acumulativo del calor en los animales a lo largo de los días.
  • Permiten detectar olas de calor
Si esta información es complementada con registros de temperatura mínima o ITH mínimo, también se podrá tener noción de la capacidad de los animales de disipar durante la noche el exceso de calor acumulado.

___________________________________________


Recomendaciones generales
  • Asegurar la disponibilidad y acceso a fuentes de agua de calidad.
  • Asegurar la disponibilidad y correcto diseño de las fuentes de sombra.
  • Evitar planificar actividades con la hacienda en los días en los que se esperan altas temperaturas..
  • Conocer los niveles de infección con hongos productores de ergoalcaloides en las pasturas y/o raciones.
  • Evitar el pastoreo durante el verano de los potreros con altos niveles de infección (en la medida que esto sea posible).
  • Capacitación del personal para identificar y valorar los signos de estrés por calor en los animales.

Además de estas recomendaciones generales, habrá que considerar medidas específicas que serán tomadas de acuerdo a las particularidades de cada sistema productivo. 


Vet. Joaquín Ignacio Armendano

Los novillitos livianos superaron los 100 pesos en...
La muy buena clase y terminación bate récords en L...

Artículos relacionados