Ganadería

La manga, pieza clave en un esquema ganadero

Con una importancia comparable a las aguadas, su correcto diseño y mantenimiento impactan no solo  en la productividad, sino también en la seguridad y bienestar  de personas y hacienda. 

Miguel Viñuales (ZonaCampo)​





  La manga es una de las principales instalaciones dentro de un establecimiento dedicado a la ganadería, ya que en la misma confluyen todas las tareas vinculadas a sanidad, movimientos, aparte, entrada y salida de hacienda del campo.

  Desde ese punto de vista, la funcionalidad de su diseño y el estado de conservación de las diferentes estructuras que la integran cumplen un papel fundamental en el bienestar de los animales y la seguridad de las personas que trabajan en ella.

  El licenciado en administración agraria Aldo Disalvo Astiz, director del Centro de Educación Agraria de Olavarría, profundiza en esta entrevista respecto de las cuestiones más importantes a tener en cuenta a la hora de diseñar una manga desde cero, o bien adaptar o mejorar la instalación ya existente, teniendo en cuenta las pautas que se han ofrecido en los distintos cursos sobre manejo ganadero y carpintería rural que organiza la institución.


ZonaCampo: ¿Cuál es el rol que ocupa la manga en un campo ganadero?

Disalvo Astiz: La manga es el lugar donde confluyen los trabajos totales en un establecimiento ganadero, prácticamente podría decirse que tiene un lugar equivalente a la aguada, en el sentido de que es una estructura que no tiene que fallar. Si falla la aguada, el campo tiene un problema grande, pero si falla la manga, también. Desde el punto de vista humano, los operarios se exponen a riesgos de salud y de daños personales, pero los animales también pueden lastimarse o soportar estrés innecesario. Teniendo en cuenta ambos factores, el trabajo en una manga bien diseñada y mantenida se agiliza y se hace seguro y cómodo.


ZonaCampo: ¿Qué cosas se pueden tener en cuenta para ello?

Disalvo Astiz: Hay una que es muy importante, que es la orientación de la manga. Sería ideal que la salida esté orientada hacia el centro del campo, es decir, que el animal perciba que después del encierre volverá al equivalente a la querencia del caballo. Esto puede parecer que es posible solo para mangas nuevas, pero también nos invita a ver cómo tenemos la manga diseñada, si hay alguna tranquera demasiado grande que estorba, o un palo que se puede correr unos metros, cosas así, para que el animal se mueva con más naturalidad.


ZonaCampo: Esto apunta a la fluidez y el bienestar animal…

Disalvo Astiz: La orientación cumple varios papeles, también es importante desde el punto de vista de la luz, por el secado de la manga luego de las lluvias. Es muy útil que la pasarela no quede del lado de la sombra, lo cual a veces parece complicado perovale la pena buscarle la vuelta.


ZonaCampo: ¿Respecto de las tablas, los espacios, hay alguna recomendación?

Disalvo Astiz: Los corrales lógicamente son de alambrado reforzado, y se van utilizando las tablas a medida que nos acercamos al embudo. Lo que es importante es que la última parte del embudo sea ciega. Más allá de que sea de alambre o entablado, sucede que cuando el animal llega al hueco de la manga y ve luces a los costados, y sombra a donde queremos que entre. Entonces se da un rechazo que complica los trabajos.


ZonaCampo: Es decir, es una cuestión visual, no mecánica…

Disalvo Astiz: Si uno lo puede hacer ciego con tablas siempre es mucho mejor, queda todo más presentado, pero también es más costoso. Se han hecho ensayos de cubriendo los huevos con plástico de silo bolsa, y más allá del material que se utilice, los resultados son los mismos porque el efecto es que el animal percibe sombras en la parte ciega y luz en el hueco, entonces entra con más facilidad. Si puede ser todo el embudo, mejor, pero al menos el último tramo de cuatro o cinco metros lo hace muy útil.


ZonaCampo: ¿Un buen diseño mejora un manejo inadecuado?

Disalvo Astiz: Son cosas diferentes, aunque están muy conectadas. El tema del manejo dentro de la manga también influye mucho en que el trabajo sea fluido y seguro, por ejemplo, el uso de banderas, evitar los gritos, es importante. Lo ideal sería hacer un diagnóstico sencillo de lo que tenemos y cómo estamos trabajando, es ir tratando de combinar mejoras en ambos aspectos.


ZonaCampo: ¿Hay herramientas o accesorios no habituales pero que optimizan el trabajo?

Disalvo Astiz: Hay varios, entre los cuales se puede mencionar el volteador de terneros, y la balanza. En el primer caso, es una herramienta que brinda mucha seguridad al personal y a los animales, cuando se maneja bien permite hacer castraciones relativamente tardía sin dificultad alguna y sin lastimar a los animales. En el caso de castraciones tempranas, no tiene demasiado sentido, pero hay muchos productores que consideran que el ternero se desarrolla mejor castrándolo de grande, entonces, llegado el caso de terneros de que ya pesan más de 90 o 100 kilos, es muy útil y seguro.


El volteador de terneros es una herramienta que aporta comodidad y seguridad en el caso de yerras tardías, permitiendo castrar de manera rápida e higiénica terneros de más de 100 kilos 


ZonaCampo: Respecto de la balanza, ¿es una recomendación o la considera una necesidad?

Disalvo Astiz: La balanza es una herramienta fundamental, que a mi entender no debiera faltar. Todos conocemos esos concursos donde personas muy experimentadas calculan el peso a ojo de un animal, y después pasa por la balanza y los números son otros. El tema es que vos podés cargar, y después va a la balanza pública, y podés ir con el camión, pero lo cierto es que una vez que salió la hacienda del campo es muy poco lo que se puede hacer, por eso es tan importante saber lo que estamos cargando. Hay balanzas fijas, que se pueden sacar y poner, para pesar muchos animales o de a uno por vez, cada productor verá cual se ajusta mejor a su esquema, pero como herramienta no debería faltar. Es muy útil para hacer pesadas durante el año, también, de algunos animales como para tener referencia, y vamos controlando la producción.


ZonaCampo: Hay quienes afirman que podemos tener la mejor manga, pero un cargador en mal estado puede echar a perder todo el esfuerzo.

Disalvo Astiz: El tema del cargador es clave, tanto como todas las otras partes de la manga. Volviendo a los inicios, toda la manga es una estructura fundamental para el campo ganadero, no puede fallar nada, porque funciona en conjunto. Si queremos trabajar de manera más eficiente, tenemos que ir cuidando todos los detalles. En el caso del cargador, es la puerta de entrada y salida del campo, un animal que en un empujón mete la pata en un hueco y se quiebra o se lastima, nos genera un problema grande. La inclinación del cargador también es importante, hay un grado óptimo que tiene que ser respetado para que puedan subir animales grandes o de conserva.


ZonaCampo: ¿respecto del dimensionamiento general, hay pautas o sugerencias?

Disalvo Astiz: Más allá del presupuesto de que se disponga, hay que tener en cuenta un número mínimo de corrales que nos permita trabajar, y el tamaño global irá en proporción a la escala del campo, por ejemplo en un campo de 150 hectáreas no tiene sentido hacer una manga lisa de diez metros, porque en pocas embretadas se vacuna todo y la estructura queda sobredimensionada, con los costos que ello implica, no solo iniciales, sino también de mantenimiento.


ZonaCampo: La intensificación ganadera siempre ha ido de la mano de los procesos más que de los insumos. En este sentido, ¿la manga se ha modernizado?

Disalvo Astiz: Creo que no han sido necesarias grandes modificaciones a las estructuras o accesorios tradicionales, lo que va creciendo es la conciencia de que es necesario que la manga sea funcional, esté en buen estado y permita trabajar con seguridad para personas y animales. Hoy hablamos de inseminación artificial, ecografías, revisión anual de toros con toda naturalidad, entonces no necesitamos algo mucho más novedoso que la casilla de operaciones habitual, por ejemplo, pero si necesitamos que esté bien diseñada, que las puertas estén bien dimensionadas para que el operario pueda acceder y trabajar cómodo y seguro, etc.


ZonaCampo: Muchas gracias por todas las recomendaciones, ¿quiere agregar algo más que pueda resultar útil a los productores?

Disalvo Astiz: En el Centro de Educación Agraria consideramos que la importancia de la manga es tal, que estamos planificando una jornada especial para el inicio del ciclo lectivo 2019 referida a este tema. Así como la manga es un lugar de confluencia de tareas, la jornada será una confluencia de saberes vinculados a cómo diseñar y como trabajar en una manga, donde distintos profesionales y capacitadores van a tocar temas que van desde el mantenimiento de las instalaciones, elección del arbolado, manejo y bienestar animal, hasta manipulación de alimentos y cadena de frío para realizar con seguridad e higiene prácticas tan habituales como comer un asado durante la jornada de trabajo.


...

El Centro de Educación Agraria Nro. 7 de Olavarría funciona en el edificio de la Escuela 25 en Paraje San Jacinto, y cuenta con una importante variedad de capacitaciones de caracter gratuito vinculadas con el quehacer agroganadero y la elaboración y manipulación de alimentos

Para consultas o informes, se puede visitar su página en Facebook o bien comunicarse al teléfono 02284 49-3296




.


Coordinan acciones para actuar ante incendios en e...
El INTA presenta su red de acceso libre a la infor...
 

Ganadería

La manga, pieza clave en un esquema ganadero

Con una importancia comparable a las aguadas, su correcto diseño y mantenimiento impactan no solo  en la productividad, sino también en la seguridad y bienestar  de personas y hacienda. 

Miguel Viñuales (ZonaCampo)​





  La manga es una de las principales instalaciones dentro de un establecimiento dedicado a la ganadería, ya que en la misma confluyen todas las tareas vinculadas a sanidad, movimientos, aparte, entrada y salida de hacienda del campo.

  Desde ese punto de vista, la funcionalidad de su diseño y el estado de conservación de las diferentes estructuras que la integran cumplen un papel fundamental en el bienestar de los animales y la seguridad de las personas que trabajan en ella.

  El licenciado en administración agraria Aldo Disalvo Astiz, director del Centro de Educación Agraria de Olavarría, profundiza en esta entrevista respecto de las cuestiones más importantes a tener en cuenta a la hora de diseñar una manga desde cero, o bien adaptar o mejorar la instalación ya existente, teniendo en cuenta las pautas que se han ofrecido en los distintos cursos sobre manejo ganadero y carpintería rural que organiza la institución.


ZonaCampo: ¿Cuál es el rol que ocupa la manga en un campo ganadero?

Disalvo Astiz: La manga es el lugar donde confluyen los trabajos totales en un establecimiento ganadero, prácticamente podría decirse que tiene un lugar equivalente a la aguada, en el sentido de que es una estructura que no tiene que fallar. Si falla la aguada, el campo tiene un problema grande, pero si falla la manga, también. Desde el punto de vista humano, los operarios se exponen a riesgos de salud y de daños personales, pero los animales también pueden lastimarse o soportar estrés innecesario. Teniendo en cuenta ambos factores, el trabajo en una manga bien diseñada y mantenida se agiliza y se hace seguro y cómodo.


ZonaCampo: ¿Qué cosas se pueden tener en cuenta para ello?

Disalvo Astiz: Hay una que es muy importante, que es la orientación de la manga. Sería ideal que la salida esté orientada hacia el centro del campo, es decir, que el animal perciba que después del encierre volverá al equivalente a la querencia del caballo. Esto puede parecer que es posible solo para mangas nuevas, pero también nos invita a ver cómo tenemos la manga diseñada, si hay alguna tranquera demasiado grande que estorba, o un palo que se puede correr unos metros, cosas así, para que el animal se mueva con más naturalidad.


ZonaCampo: Esto apunta a la fluidez y el bienestar animal…

Disalvo Astiz: La orientación cumple varios papeles, también es importante desde el punto de vista de la luz, por el secado de la manga luego de las lluvias. Es muy útil que la pasarela no quede del lado de la sombra, lo cual a veces parece complicado perovale la pena buscarle la vuelta.


ZonaCampo: ¿Respecto de las tablas, los espacios, hay alguna recomendación?

Disalvo Astiz: Los corrales lógicamente son de alambrado reforzado, y se van utilizando las tablas a medida que nos acercamos al embudo. Lo que es importante es que la última parte del embudo sea ciega. Más allá de que sea de alambre o entablado, sucede que cuando el animal llega al hueco de la manga y ve luces a los costados, y sombra a donde queremos que entre. Entonces se da un rechazo que complica los trabajos.


ZonaCampo: Es decir, es una cuestión visual, no mecánica…

Disalvo Astiz: Si uno lo puede hacer ciego con tablas siempre es mucho mejor, queda todo más presentado, pero también es más costoso. Se han hecho ensayos de cubriendo los huevos con plástico de silo bolsa, y más allá del material que se utilice, los resultados son los mismos porque el efecto es que el animal percibe sombras en la parte ciega y luz en el hueco, entonces entra con más facilidad. Si puede ser todo el embudo, mejor, pero al menos el último tramo de cuatro o cinco metros lo hace muy útil.


ZonaCampo: ¿Un buen diseño mejora un manejo inadecuado?

Disalvo Astiz: Son cosas diferentes, aunque están muy conectadas. El tema del manejo dentro de la manga también influye mucho en que el trabajo sea fluido y seguro, por ejemplo, el uso de banderas, evitar los gritos, es importante. Lo ideal sería hacer un diagnóstico sencillo de lo que tenemos y cómo estamos trabajando, es ir tratando de combinar mejoras en ambos aspectos.


ZonaCampo: ¿Hay herramientas o accesorios no habituales pero que optimizan el trabajo?

Disalvo Astiz: Hay varios, entre los cuales se puede mencionar el volteador de terneros, y la balanza. En el primer caso, es una herramienta que brinda mucha seguridad al personal y a los animales, cuando se maneja bien permite hacer castraciones relativamente tardía sin dificultad alguna y sin lastimar a los animales. En el caso de castraciones tempranas, no tiene demasiado sentido, pero hay muchos productores que consideran que el ternero se desarrolla mejor castrándolo de grande, entonces, llegado el caso de terneros de que ya pesan más de 90 o 100 kilos, es muy útil y seguro.


El volteador de terneros es una herramienta que aporta comodidad y seguridad en el caso de yerras tardías, permitiendo castrar de manera rápida e higiénica terneros de más de 100 kilos 


ZonaCampo: Respecto de la balanza, ¿es una recomendación o la considera una necesidad?

Disalvo Astiz: La balanza es una herramienta fundamental, que a mi entender no debiera faltar. Todos conocemos esos concursos donde personas muy experimentadas calculan el peso a ojo de un animal, y después pasa por la balanza y los números son otros. El tema es que vos podés cargar, y después va a la balanza pública, y podés ir con el camión, pero lo cierto es que una vez que salió la hacienda del campo es muy poco lo que se puede hacer, por eso es tan importante saber lo que estamos cargando. Hay balanzas fijas, que se pueden sacar y poner, para pesar muchos animales o de a uno por vez, cada productor verá cual se ajusta mejor a su esquema, pero como herramienta no debería faltar. Es muy útil para hacer pesadas durante el año, también, de algunos animales como para tener referencia, y vamos controlando la producción.


ZonaCampo: Hay quienes afirman que podemos tener la mejor manga, pero un cargador en mal estado puede echar a perder todo el esfuerzo.

Disalvo Astiz: El tema del cargador es clave, tanto como todas las otras partes de la manga. Volviendo a los inicios, toda la manga es una estructura fundamental para el campo ganadero, no puede fallar nada, porque funciona en conjunto. Si queremos trabajar de manera más eficiente, tenemos que ir cuidando todos los detalles. En el caso del cargador, es la puerta de entrada y salida del campo, un animal que en un empujón mete la pata en un hueco y se quiebra o se lastima, nos genera un problema grande. La inclinación del cargador también es importante, hay un grado óptimo que tiene que ser respetado para que puedan subir animales grandes o de conserva.


ZonaCampo: ¿respecto del dimensionamiento general, hay pautas o sugerencias?

Disalvo Astiz: Más allá del presupuesto de que se disponga, hay que tener en cuenta un número mínimo de corrales que nos permita trabajar, y el tamaño global irá en proporción a la escala del campo, por ejemplo en un campo de 150 hectáreas no tiene sentido hacer una manga lisa de diez metros, porque en pocas embretadas se vacuna todo y la estructura queda sobredimensionada, con los costos que ello implica, no solo iniciales, sino también de mantenimiento.


ZonaCampo: La intensificación ganadera siempre ha ido de la mano de los procesos más que de los insumos. En este sentido, ¿la manga se ha modernizado?

Disalvo Astiz: Creo que no han sido necesarias grandes modificaciones a las estructuras o accesorios tradicionales, lo que va creciendo es la conciencia de que es necesario que la manga sea funcional, esté en buen estado y permita trabajar con seguridad para personas y animales. Hoy hablamos de inseminación artificial, ecografías, revisión anual de toros con toda naturalidad, entonces no necesitamos algo mucho más novedoso que la casilla de operaciones habitual, por ejemplo, pero si necesitamos que esté bien diseñada, que las puertas estén bien dimensionadas para que el operario pueda acceder y trabajar cómodo y seguro, etc.


ZonaCampo: Muchas gracias por todas las recomendaciones, ¿quiere agregar algo más que pueda resultar útil a los productores?

Disalvo Astiz: En el Centro de Educación Agraria consideramos que la importancia de la manga es tal, que estamos planificando una jornada especial para el inicio del ciclo lectivo 2019 referida a este tema. Así como la manga es un lugar de confluencia de tareas, la jornada será una confluencia de saberes vinculados a cómo diseñar y como trabajar en una manga, donde distintos profesionales y capacitadores van a tocar temas que van desde el mantenimiento de las instalaciones, elección del arbolado, manejo y bienestar animal, hasta manipulación de alimentos y cadena de frío para realizar con seguridad e higiene prácticas tan habituales como comer un asado durante la jornada de trabajo.


...

El Centro de Educación Agraria Nro. 7 de Olavarría funciona en el edificio de la Escuela 25 en Paraje San Jacinto, y cuenta con una importante variedad de capacitaciones de caracter gratuito vinculadas con el quehacer agroganadero y la elaboración y manipulación de alimentos

Para consultas o informes, se puede visitar su página en Facebook o bien comunicarse al teléfono 02284 49-3296




.


Coordinan acciones para actuar ante incendios en e...
El INTA presenta su red de acceso libre a la infor...