alberdisuperior

Ganadería

Resistencia a antiparasitarios, un problema real


Difícil de detectar hasta que está instalada, es uno de los grandes desafíos sanitarios de la ganadería actual. La importancia de las buenas prácticas.

Miguel Viñuales (ZonaCampo)


La resistencia a los antiparasitarios es uno de esos fenómenos que empiezan de a poco, van ganando terreno gradualmente en las agendas técnicas y las charlas de los productores, y de pronto resulta que se instala como un problema concreto y de muy difícil manejo.

En este caso, el proceso parece haber empezado hace varias décadas, por lo cual actualmente estamos ante la etapa más complicada, y la falta de drogas novedosas con otros principios obligan a que el productor tenga que convivir con la parasitosis en sus rodeos, tratando de manejarla de la mejor manera posible.

ZonaCampo entrevistó a los veterinarios Alejandro Frontini, José María Gutiérrez y Emilio Sequi, que conforman el equipo de trabajo de grandes animales de Campo y Asociados, quienes dieron su punto de vista respecto del tema.


ZonaCampo: Cuando hablamos de resistencia, el problema está en el rodeo o en el establecimiento?

Alejandro Frontini: De alguna manera, ambos. Cuando a nosotros nos llaman, lo primero que tratamos es el rodeo, naturalmente, pero en definitiva decimos que el paciente es el potrero, los parásitos están el medio ambiente donde los animales se mueven. Es un problema que no se da por zonas o por regiones, sino que un productor puede tener un compromiso grave y alambre por medio la situación puede ser muy distinta.


ZonaCampo: ¿Cuáles son las causas que han llevado a esta situación?

José María Gutiérrez: Creo que esto viene de muchos años de manejo inadecuado, de uso y abuso de ciertas drogas o familias de drogas sin asesoramiento profesional, a veces incluso siguiendo calendarios sanitarios estrictos, pero sin contar con un diagnóstico preciso previo, ni monitoreo posterior. La falta de rotación de familias de drogas, manejar siempre los mismos rodeos en los mismos potreros, copiar recetas preestablecidas, empiezan a aparecer las resistencias y van tomado cada vez más fuerza.


ZonaCampo: ¿Puede hablarse de un fenómeno instalado?

Emilio Sequi: Al tratarse de una cuestión de manejo de cada productor, no a todos impacta de la misma manera, pero si podemos hablar de un problema real y concreto. En algunos campos no se nota tanto, pero en otros es un verdadero flagelo que produce pérdidas muy significativas, a pesar de que a veces no son tan visibles. Otras patologías son diferentes, el animal enfermo se muere, pero en el caso de los parásitos las pérdidas son como un goteo, el animal no se desarrolla todo lo que podría, no engorda lo que debería, etc.


ZonaCampo: lo habitualmente llamado, mal llamado, "subclínico"…

Emilio Sequi: No es un problema subclínico, sino más bien difícil de diagnosticar a simple vista, requiere de ciertos protocolos, de toma de muestras y análisis en laboratorios. Sin embargo, el impacto de la parasitosis en un animal afectado es bien visible y cuantificable, por ejemplo, algunos estudios indican que los kilos que deja de ganar en un año un rodeo de 500 animales con parásitos alcanzan para comprar una camioneta cero kilómetro...



Algunos estudios indican que los kilos que deja de ganar en un año un rodeo de 500 animales con parásitos alcanzan para comprar una camioneta cero kilómetro...



ZonaCampo: En el caso de movimientos de hacienda, ¿es posible llevar el problema a otros campos, o traerlo con los animales?

Alejandro Frontini: Generalmente lo que sucede es que se da lo que se llama importación y exportación de parásitos. Cuando la hacienda sana entra a un potrero infectado con larvas con evolución genética resistente, empieza a sufrir el problema. Cuando esa hacienda después vaa un potrero supuestamente limpio, se lleva el problema al otro lugar, lo exporta. Porque un animal infectado con un parásito resistente adulto, mientras viva seguirá largando por bosta huevos de ese parásito.

Emilio Sequi: Eso se ve mucho en animales que vienen del norte, donde se usa mucha ivermectina por la garrapata. Cuando esos animales entran a un campo vienen ya con resistencia, y la importan al establecimiento que los recibe.


ZonaCampo: ¿Hay solución para este problema en el corto plazo?

Alejandro Frontini: Hace mucho que estamos esperando que aparezca esa "superdroga", que actúe distinto a las tres familias existentes de antiparasitario, pero no llega, asi que actualmente todo pasa por aprender a convivir con el problema y minimizarlo todo lo que se pueda mediante prácticas adecuadas, entre las que se incluyen la rotación de drogas. Aquí es importante aclarar que nunca hablamos de marcas concretas, ni tampoco de cambiar entre antiparasitarios de la misma familia, sino que tenemos que rotar las familias.


ZonaCampo: ¿Cuál es el primer paso que debería dar un productor que sospecha que tiene este problema?

José María Gutiérrez: Generalmente, nos llaman cuando ven que aún aplicando los tratamientos habituales, no se consiguen buenos resultados. Lo primero que tiene que hace un productor que quiere solucionar, o ganarle de mano al problema de la resistencia, es dejarse asesorar por un profesional veterinario, que va a darle un diagnóstico puntual del problema en el campo, haciendo los muestreos previos, prescribiendo el tratamiento en base a los análisis de laboratorio, y algo que es muy importante, va a monitorear los resultados obtenidos con el tratamiento, para reorientar si es necesario. Lo más importante es la toma de conciencia de que no hay recetas en este tema, que lo que le funciona al vecino no necesariamente es aplicable, y que tiene que consultar con un profesional de confianza.


ZonaCampo: muchas gracias por habernos recibido ¿alguna recomendación puntual a los productores?

Emilio Sequi: Nosotros siempre insistimos en que se respeten los períodos de retiro de los antiparasitarios, ya que impacta en la salud pública. A veces no se percibe tanto a nivel local, pero existen casos de embarques de carne que Estados Unidos o la Comunidad Europea han rechazado por detectar trazas de ivermectina, antibióticos u otros medicamentos. Es importante que el productor sea criterioso y no desparasite lo que va a cargar, hay que respetar los tiempos de retiro porque durante ese período los antiparasitarios dejan residuos detectables. 


"El glifosato está estigmatizado, se habla desde e...
Análisis gratuito del trigo para los productores d...
 

Ganadería

Resistencia a antiparasitarios, un problema real


Difícil de detectar hasta que está instalada, es uno de los grandes desafíos sanitarios de la ganadería actual. La importancia de las buenas prácticas.

Miguel Viñuales (ZonaCampo)


La resistencia a los antiparasitarios es uno de esos fenómenos que empiezan de a poco, van ganando terreno gradualmente en las agendas técnicas y las charlas de los productores, y de pronto resulta que se instala como un problema concreto y de muy difícil manejo.

En este caso, el proceso parece haber empezado hace varias décadas, por lo cual actualmente estamos ante la etapa más complicada, y la falta de drogas novedosas con otros principios obligan a que el productor tenga que convivir con la parasitosis en sus rodeos, tratando de manejarla de la mejor manera posible.

ZonaCampo entrevistó a los veterinarios Alejandro Frontini, José María Gutiérrez y Emilio Sequi, que conforman el equipo de trabajo de grandes animales de Campo y Asociados, quienes dieron su punto de vista respecto del tema.


ZonaCampo: Cuando hablamos de resistencia, el problema está en el rodeo o en el establecimiento?

Alejandro Frontini: De alguna manera, ambos. Cuando a nosotros nos llaman, lo primero que tratamos es el rodeo, naturalmente, pero en definitiva decimos que el paciente es el potrero, los parásitos están el medio ambiente donde los animales se mueven. Es un problema que no se da por zonas o por regiones, sino que un productor puede tener un compromiso grave y alambre por medio la situación puede ser muy distinta.


ZonaCampo: ¿Cuáles son las causas que han llevado a esta situación?

José María Gutiérrez: Creo que esto viene de muchos años de manejo inadecuado, de uso y abuso de ciertas drogas o familias de drogas sin asesoramiento profesional, a veces incluso siguiendo calendarios sanitarios estrictos, pero sin contar con un diagnóstico preciso previo, ni monitoreo posterior. La falta de rotación de familias de drogas, manejar siempre los mismos rodeos en los mismos potreros, copiar recetas preestablecidas, empiezan a aparecer las resistencias y van tomado cada vez más fuerza.


ZonaCampo: ¿Puede hablarse de un fenómeno instalado?

Emilio Sequi: Al tratarse de una cuestión de manejo de cada productor, no a todos impacta de la misma manera, pero si podemos hablar de un problema real y concreto. En algunos campos no se nota tanto, pero en otros es un verdadero flagelo que produce pérdidas muy significativas, a pesar de que a veces no son tan visibles. Otras patologías son diferentes, el animal enfermo se muere, pero en el caso de los parásitos las pérdidas son como un goteo, el animal no se desarrolla todo lo que podría, no engorda lo que debería, etc.


ZonaCampo: lo habitualmente llamado, mal llamado, "subclínico"…

Emilio Sequi: No es un problema subclínico, sino más bien difícil de diagnosticar a simple vista, requiere de ciertos protocolos, de toma de muestras y análisis en laboratorios. Sin embargo, el impacto de la parasitosis en un animal afectado es bien visible y cuantificable, por ejemplo, algunos estudios indican que los kilos que deja de ganar en un año un rodeo de 500 animales con parásitos alcanzan para comprar una camioneta cero kilómetro...



Algunos estudios indican que los kilos que deja de ganar en un año un rodeo de 500 animales con parásitos alcanzan para comprar una camioneta cero kilómetro...



ZonaCampo: En el caso de movimientos de hacienda, ¿es posible llevar el problema a otros campos, o traerlo con los animales?

Alejandro Frontini: Generalmente lo que sucede es que se da lo que se llama importación y exportación de parásitos. Cuando la hacienda sana entra a un potrero infectado con larvas con evolución genética resistente, empieza a sufrir el problema. Cuando esa hacienda después vaa un potrero supuestamente limpio, se lleva el problema al otro lugar, lo exporta. Porque un animal infectado con un parásito resistente adulto, mientras viva seguirá largando por bosta huevos de ese parásito.

Emilio Sequi: Eso se ve mucho en animales que vienen del norte, donde se usa mucha ivermectina por la garrapata. Cuando esos animales entran a un campo vienen ya con resistencia, y la importan al establecimiento que los recibe.


ZonaCampo: ¿Hay solución para este problema en el corto plazo?

Alejandro Frontini: Hace mucho que estamos esperando que aparezca esa "superdroga", que actúe distinto a las tres familias existentes de antiparasitario, pero no llega, asi que actualmente todo pasa por aprender a convivir con el problema y minimizarlo todo lo que se pueda mediante prácticas adecuadas, entre las que se incluyen la rotación de drogas. Aquí es importante aclarar que nunca hablamos de marcas concretas, ni tampoco de cambiar entre antiparasitarios de la misma familia, sino que tenemos que rotar las familias.


ZonaCampo: ¿Cuál es el primer paso que debería dar un productor que sospecha que tiene este problema?

José María Gutiérrez: Generalmente, nos llaman cuando ven que aún aplicando los tratamientos habituales, no se consiguen buenos resultados. Lo primero que tiene que hace un productor que quiere solucionar, o ganarle de mano al problema de la resistencia, es dejarse asesorar por un profesional veterinario, que va a darle un diagnóstico puntual del problema en el campo, haciendo los muestreos previos, prescribiendo el tratamiento en base a los análisis de laboratorio, y algo que es muy importante, va a monitorear los resultados obtenidos con el tratamiento, para reorientar si es necesario. Lo más importante es la toma de conciencia de que no hay recetas en este tema, que lo que le funciona al vecino no necesariamente es aplicable, y que tiene que consultar con un profesional de confianza.


ZonaCampo: muchas gracias por habernos recibido ¿alguna recomendación puntual a los productores?

Emilio Sequi: Nosotros siempre insistimos en que se respeten los períodos de retiro de los antiparasitarios, ya que impacta en la salud pública. A veces no se percibe tanto a nivel local, pero existen casos de embarques de carne que Estados Unidos o la Comunidad Europea han rechazado por detectar trazas de ivermectina, antibióticos u otros medicamentos. Es importante que el productor sea criterioso y no desparasite lo que va a cargar, hay que respetar los tiempos de retiro porque durante ese período los antiparasitarios dejan residuos detectables. 


"El glifosato está estigmatizado, se habla desde e...
Análisis gratuito del trigo para los productores d...