Ganadería

Resistencia parasitaria, la importancia de rotar los principios activos

En la producción bovina las parasitosis provocan pérdidas significativas cuando el control es deficiente. La rotación adecuada de las drogas es fundamental.


Olavarría es una zona netamente ganadera, y hablar de eficiencia productiva en ganadería obliga necesariamente a abordar el control racional y sustentable de las diversas parasitosis, cuyas buenas prácticas van desde el manejo del rodeo hasta la elección y rotación adecuada de los principios activos, sobre todo en parasitosis gastrointestinal.


ZonaCampo.com.ar entrevistó al médico veterinario Sebastián Schettino, gerente territorial en Sanidad Animal de Laboratorio Zoetis, y representante comercial de SCHANG Veterinaria, quien se enfocó especialmente en la importancia que tiene el tema en bovinos de recría, dentro del marco de un Programa de Desparasitación Responsable.


"Los terneros al destete se encuentran vulnerables a la acción de distintas enfermedades a causa de que su sistema inmunológico no está totalmente desarrollado. El período otoño-invernal, coincidente con los primeros meses posteriores al destete tradicional, ofrece las condiciones ambientales más favorables para el ciclo biológico de los parásitos. Por este motivo, el no tomar medidas preventivas adecuadas entre el otoño y la primavera, pueden ocasionar importantes pérdidas sobre la ganancia de peso que van desde 30 Kg para las parasitosis subclínicas y hasta 50 Kg para las clínicas", expresó el profesional.


Schettino apuntó que los productos antiparasitarios son importantes para lograr un buen control parasitológico y obtener mayores ganancias de peso, pero a raíz de un uso inadecuado a lo largo de los años, se han detectado en la actualidad marcada resistencia a algunos principios activos.


"El último relevamiento publicado (Cristel. S. y col. 2017) indica que el 93,5% de resistencia para las Avermectinas (Ivermectina) y 27,9% para los Bencimidazoles (Ricobendazol – Albendazol), quedando solo el Levamisol como única droga sin resistencia parasitaria hasta el momento. La principal causa de resistencia antihelmíntica es el abuso, entendido como una alta frecuencia de utilización, en el empleo de las drogas antiparasitarias", agregó.


El impacto en producción de la resistencia antihelmíntica en animales en pastoreo fue evaluado en Argentina sobre 17 establecimientos con resistencia a Ivermectina, encontrándose una diferencia de 6,1 kg/animal en promedio en 90 días en comparación a animales tratados con drogas susceptibles (Fiel et al. 2009).


Según el profesional, es recomendable que este tipo de diagnósticos sean realizados en establecimientos donde el productor o asesor veterinario sospecha que puede haber resistencia. "La forma de detectarla es realizando un Test de Resistencia, en el cuál se evalúan los principios químicos 15 días post tratamiento por medio del conteo de huevos por gramos de materia fecal (Hpg). Los conteos iniciales y finales se ponderan en una fórmula matemática ya establecida y arrojan un resultado en porcentaje de eficacia; si se encuentra por encima del 90% se considera eficaz y por debajo de dicho valor se considera resistente", explicó.


"Se debe realizar además un coprocultivo para determinar el diagnóstico definitivo. Esta sencilla técnica permite evaluar la eficacia de un producto en relación a los parásitos que se encuentran en cada establecimiento y en base a estos resultados planificar la desparasitación", agregó Schettino.


Dentro del marco del Programa de Desparasitación Responsable de Zoetis la prevención cumple un rol fundamental, por lo cual es muy importante usar los antiparasitarios de manera adecuada para lograr la mayor eficacia y preservarlos el mayor tiempo posible.  "Lo ideal y siempre bajo asesoramiento veterinario, es utilizar las drogas de acuerdo a época del año, epidemiología parasitaria, y evaluación previa de los principios químicos, para saber si el establecimiento presenta resistencia o no a algún producto. Si bien no hay una receta para dar, sí se puede decir, que hay dos momentos en el año en donde es importante desparasitar, uno es al destete, y otro es en noviembre", indicó.



"Un protocolo de desparasitación responsable incluiría comenzar con un antiparasitario al destete, con alguna droga en la cual no se conozca resistencia, por ejemplo, Levamisol. Luego de 45-50 días, dependiendo del clima, con los resultados de un muestreo previo para ver carga parasitaria en los animales, desparasitar con una Lactona, donde Moxidectin, podría ser la elección, ya que esta droga actualmente funciona muy bien en presencia de resistencia a Avermectinas, o bien con Bencimidazoles como Ricobendazol o Albendazol. Pero la elección del principio químico a utilizar va a depender del historial de uso en cada establecimiento y al criterio del profesional veterinario de acuerdo a la carga parasitaria presente", expresó.


Y para noviembre, Schettino recomienda tratar Ostertagia, parásito específico que se inhibe en el interior del animal (en la mucosa del abomaso) reiniciando su ciclo a principios del verano cuando las condiciones vuelven a ser óptimas para su desarrollo, provocando cuadros clínicos severos con pérdidas en ganancia de peso que oscilan entre los 10 y 20 Kg por animal (Fiel et al. 2003)


"Esto solo debe tomarse como orientación al productor, que siempre debe tener presente varias cosas. La primera, que no hay receta estipulada para realizar tratamientos, y que dependiendo del año puede necesitarse más o menos tratamientos. Años con inviernos lluviosos seguramente necesitarán más aplicaciones antiparasitarias que años secos. También se recomienda realizar muestreos para evaluar huevos por gramos de materia fecal en promedio cada 45 días, obviamente a criterio del veterinario actuante en el período otoño invernal, luego de la primer desparasitación al destete, para decidir tratar o no. La resistencia parasitaria es una realidad con la que hay que convivir y tiene impacto en producción", remarcó.


El profesional concluyó enfatizando que las drogas antiparasitarias deben ser utilizadas de acuerdo a época del año y parásitos a tratar en cada momento, y que quien posee los conocimientos epidemiológicos y conoce las técnicas de abordar las patologías es el veterinario, a fin de poder llevar a cabo un programa de desparasitación acorde en cada ciclo productivo.



Distribuidor Oficial Zoetis: SCHANG Veterinaria

Contacto:

Tel. 0249 442053 Líneas Rotativas

Cel. +549 2494 062448 Líneas Rotativas

E-mail : contacto@ schang.com.ar

Sitio Web: www.schang.com.ar


#somospartedetuequipo  #somosschang 


25/06 - Resultados del 3er. Remate de Doartero por...
23/06 - Resultados del remate de Colombo y Maglian...

Artículos relacionados

 

Ganadería

Resistencia parasitaria, la importancia de rotar los principios activos

En la producción bovina las parasitosis provocan pérdidas significativas cuando el control es deficiente. La rotación adecuada de las drogas es fundamental.


Olavarría es una zona netamente ganadera, y hablar de eficiencia productiva en ganadería obliga necesariamente a abordar el control racional y sustentable de las diversas parasitosis, cuyas buenas prácticas van desde el manejo del rodeo hasta la elección y rotación adecuada de los principios activos, sobre todo en parasitosis gastrointestinal.


ZonaCampo.com.ar entrevistó al médico veterinario Sebastián Schettino, gerente territorial en Sanidad Animal de Laboratorio Zoetis, y representante comercial de SCHANG Veterinaria, quien se enfocó especialmente en la importancia que tiene el tema en bovinos de recría, dentro del marco de un Programa de Desparasitación Responsable.


"Los terneros al destete se encuentran vulnerables a la acción de distintas enfermedades a causa de que su sistema inmunológico no está totalmente desarrollado. El período otoño-invernal, coincidente con los primeros meses posteriores al destete tradicional, ofrece las condiciones ambientales más favorables para el ciclo biológico de los parásitos. Por este motivo, el no tomar medidas preventivas adecuadas entre el otoño y la primavera, pueden ocasionar importantes pérdidas sobre la ganancia de peso que van desde 30 Kg para las parasitosis subclínicas y hasta 50 Kg para las clínicas", expresó el profesional.


Schettino apuntó que los productos antiparasitarios son importantes para lograr un buen control parasitológico y obtener mayores ganancias de peso, pero a raíz de un uso inadecuado a lo largo de los años, se han detectado en la actualidad marcada resistencia a algunos principios activos.


"El último relevamiento publicado (Cristel. S. y col. 2017) indica que el 93,5% de resistencia para las Avermectinas (Ivermectina) y 27,9% para los Bencimidazoles (Ricobendazol – Albendazol), quedando solo el Levamisol como única droga sin resistencia parasitaria hasta el momento. La principal causa de resistencia antihelmíntica es el abuso, entendido como una alta frecuencia de utilización, en el empleo de las drogas antiparasitarias", agregó.


El impacto en producción de la resistencia antihelmíntica en animales en pastoreo fue evaluado en Argentina sobre 17 establecimientos con resistencia a Ivermectina, encontrándose una diferencia de 6,1 kg/animal en promedio en 90 días en comparación a animales tratados con drogas susceptibles (Fiel et al. 2009).


Según el profesional, es recomendable que este tipo de diagnósticos sean realizados en establecimientos donde el productor o asesor veterinario sospecha que puede haber resistencia. "La forma de detectarla es realizando un Test de Resistencia, en el cuál se evalúan los principios químicos 15 días post tratamiento por medio del conteo de huevos por gramos de materia fecal (Hpg). Los conteos iniciales y finales se ponderan en una fórmula matemática ya establecida y arrojan un resultado en porcentaje de eficacia; si se encuentra por encima del 90% se considera eficaz y por debajo de dicho valor se considera resistente", explicó.


"Se debe realizar además un coprocultivo para determinar el diagnóstico definitivo. Esta sencilla técnica permite evaluar la eficacia de un producto en relación a los parásitos que se encuentran en cada establecimiento y en base a estos resultados planificar la desparasitación", agregó Schettino.


Dentro del marco del Programa de Desparasitación Responsable de Zoetis la prevención cumple un rol fundamental, por lo cual es muy importante usar los antiparasitarios de manera adecuada para lograr la mayor eficacia y preservarlos el mayor tiempo posible.  "Lo ideal y siempre bajo asesoramiento veterinario, es utilizar las drogas de acuerdo a época del año, epidemiología parasitaria, y evaluación previa de los principios químicos, para saber si el establecimiento presenta resistencia o no a algún producto. Si bien no hay una receta para dar, sí se puede decir, que hay dos momentos en el año en donde es importante desparasitar, uno es al destete, y otro es en noviembre", indicó.



"Un protocolo de desparasitación responsable incluiría comenzar con un antiparasitario al destete, con alguna droga en la cual no se conozca resistencia, por ejemplo, Levamisol. Luego de 45-50 días, dependiendo del clima, con los resultados de un muestreo previo para ver carga parasitaria en los animales, desparasitar con una Lactona, donde Moxidectin, podría ser la elección, ya que esta droga actualmente funciona muy bien en presencia de resistencia a Avermectinas, o bien con Bencimidazoles como Ricobendazol o Albendazol. Pero la elección del principio químico a utilizar va a depender del historial de uso en cada establecimiento y al criterio del profesional veterinario de acuerdo a la carga parasitaria presente", expresó.


Y para noviembre, Schettino recomienda tratar Ostertagia, parásito específico que se inhibe en el interior del animal (en la mucosa del abomaso) reiniciando su ciclo a principios del verano cuando las condiciones vuelven a ser óptimas para su desarrollo, provocando cuadros clínicos severos con pérdidas en ganancia de peso que oscilan entre los 10 y 20 Kg por animal (Fiel et al. 2003)


"Esto solo debe tomarse como orientación al productor, que siempre debe tener presente varias cosas. La primera, que no hay receta estipulada para realizar tratamientos, y que dependiendo del año puede necesitarse más o menos tratamientos. Años con inviernos lluviosos seguramente necesitarán más aplicaciones antiparasitarias que años secos. También se recomienda realizar muestreos para evaluar huevos por gramos de materia fecal en promedio cada 45 días, obviamente a criterio del veterinario actuante en el período otoño invernal, luego de la primer desparasitación al destete, para decidir tratar o no. La resistencia parasitaria es una realidad con la que hay que convivir y tiene impacto en producción", remarcó.


El profesional concluyó enfatizando que las drogas antiparasitarias deben ser utilizadas de acuerdo a época del año y parásitos a tratar en cada momento, y que quien posee los conocimientos epidemiológicos y conoce las técnicas de abordar las patologías es el veterinario, a fin de poder llevar a cabo un programa de desparasitación acorde en cada ciclo productivo.



Distribuidor Oficial Zoetis: SCHANG Veterinaria

Contacto:

Tel. 0249 442053 Líneas Rotativas

Cel. +549 2494 062448 Líneas Rotativas

E-mail : contacto@ schang.com.ar

Sitio Web: www.schang.com.ar


#somospartedetuequipo  #somosschang 


25/06 - Resultados del 3er. Remate de Doartero por...
23/06 - Resultados del remate de Colombo y Maglian...

Artículos relacionados