Locales y Regionales

Seguir educando, aunque Zoom no llegue

Con los chicos fuera de las aulas desde marzo y sin conectividad, son las maestras quienes sostienen la educación en las escuelas rurales mientras dure la cuarentena

José Gamondi (ZonaCampo)  

En estos tiempos en el que todos (o casi todos) nos acostumbramos a andar en silencio por nuestras casas por las dudas que alguno de nuestros hijos este en una clase por Zoom o a encontrarnos en nuestra computadora con un Classroom abierto, aquí muy cerca en las escuelas rurales del partido, los chicos viven una realidad muy distinta, sin acceso a internet, donde la única posibilidad de seguir educándose depende de la pasión y el amor de sus "héroes", las maestras rurales.


La Escuela Rural Nº 48 de Olavarría lleva el nombre de "Primera Junta" pero por estos pagos se la conoce como la Escuela de "La Moderna" por el nombre del campo que está pegado.


Las escuelas rurales generalmente son multigrados pero "La Moderna" aún mantiene primer y segundo ciclos separados. Actualmente tiene 14 alumnos y además funcionan jardín de infantes y escuela secundaria.


En los campos que rodean a la escuela donde viven sus alumnos, como en la inmensa mayoría del interior profundo de nuestro país, la conectividad a internet es casi nula. En el mejor de los casos hay señal de celular y tal vez en la punta de algún molino se pueda recibir un WhatsApp


Con estos datos y números podemos dar por presentado el lugar al que hoy nos trasladamos imaginariamente a través de Julieta Palacios, una de las maestras de la escuela que nos cuenta de que se trata esto de seguir educando sin poder estar con los chicos y con las nuevas tecnologías pedagógicas fuera del alcance de sus alumnitos rurales. 

Julieta Palacios y Paz Somoza con sus alumnos de Escuela Rural Nº 48 de Olavarría "Primera Junta", conocida la Escuela de "La Moderna" 


Para Julieta, y su compañera Paz Somoza, que además hace las veces de Directora, era impensado dejar a la deriva la educación de sus 14 alumnos y junto a los profes de danza y de educación física y a las familias se las ingeniaron para seguir en contacto permanente con los pequeños.


"Al comienzo del aislamiento, las primeras dos semanas, dejábamos los deberes en la escuela. Luego, viendo que esto iba a continuar, empezamos a organizarnos para llevarle las tareas, ver qué cantidad de deberes le llevábamos y el tiempo que íbamos a estar es sin ira buscarlos o ir a llevarles más" relata Julieta.


Llegar a la escuela no es tarea fácil "al principio tratamos siempre de hacer pocos deberes pero a su vez teníamos el temor que no nos dejaran pasar, porque la escuela nos queda lejos, alrededor de 50 km y nosotras íbamos de a dos. Primero pasamos por la escuela, le avisamos a la portera que nos abra y de ahí le llevamos las cosas a los chicos. El que esta cerquita se acerca a buscarlos y el que no puede les dejamos las cosas en las tranqueras, atadas con cinta y una bolsa". 


Los deberes son personalizados, cada alumno es particular, aún los de un mismo grado. "Al ser una comunidad escolar pequeña sabemos que necesita cada uno y también que hay familias que los pueden ayudar y otras no, por lo cual intentamos que sean deberes que puedan hacer solos, que tengan que ver con el juego, consignas que puedan resolver, lecturas y ese tipo de actividades" remarca la docente.


Este 25 de mayo se vivió muy distinto en "La Moderna", con un video donde virtualmente participaron todas las familias


Para Julieta y Paz uno de los principales problemas es cómo hacerse de las deberes terminados para corregir "porque muchas veces no vemos a los padres. Algunas familias nos esperan en la tranquera con los deberes, otras los dejan en la escuela o también puede ser que lo manden con alguien. Los profesores de danza y educación física les mandan videos y cuando ellos pueden lo descargan, lo realizan y luego nos envían un video. Ahí se ve el trabajo en familia, todos alentando a los chicos, eso es muy lindo"


El contacto con los chicos es a través mensajes con las familias. "Ellos nos avisan que terminaron o alguna otra información. Por ejemplo hoy recibí uno de una madre que me avisaba que su hija ya termino los deberes y como vamos a ir en unos días, no va a quedar otra que tenga algo de descanso. Al no tener la tecnología que tienen los chicos en la ciudad, a veces se aburren, si bien andan todo el día por el campo, ese ratito de la escuela es único. Siempre intentamos llevarle una sorpresa con los deberes, por ejemplo cuando se acercaba la Pascua le llevamos huevos de pascua que los hicimos nosotras y también llevarle actividades que no hacen normalmente, por ejemplo un día le llevamos acuarelas, y estaban todos fascinados, nunca habían pintado con acuarelas Siempre le llevamos golosinas, ellos ya saben que los deberes llegan con golosinas" señala Julieta con una mezcla de orgullo y emoción.


Julieta, Paz y todo el equipo de "La Moderna" cuentan para esta tarea con el apoyo y la respuesta incondicional de las familias. "Estamos siempre comunicados con los padres y tenemos muy buena respuesta. Por ejemplo para el 25 de mayo mandamos la propuesta de hacer un video donde todos decían "viva la patria" y lo logramos, se engancharon las familias completas y personal de la escuela. No nos podemos quejar porque las familias siempre están acompañando a los chicos y tratando que este momento pase lo más rápido posible para poder volver a la escuela que es el lugar donde ellos se encuentran con los pares y que tanto anhelan".


En "La Moderna", cómo en todas las escuelas rurales del país, a pesar de todo se sigue educando. No es fácil ni para los chicos ni para las familias pero, mientras todos esperan el momento de volver a las aulas, las "héroes" de esta historia estarán seguramente ahora ideando una nueva tarea, o viendo por cual camino llegar mañana a la escuela o con que golosina sorprender a sus pequeños mientras esperan poder volver a verlos y darles el abrazo más grande del año. 

Jornadas Feedloteras Virtuales libres y gratuitas
Delgado sobre Vicentin: "El Presidente no va a tom...
 

Locales y Regionales

Seguir educando, aunque Zoom no llegue

Con los chicos fuera de las aulas desde marzo y sin conectividad, son las maestras quienes sostienen la educación en las escuelas rurales mientras dure la cuarentena

José Gamondi (ZonaCampo)  

En estos tiempos en el que todos (o casi todos) nos acostumbramos a andar en silencio por nuestras casas por las dudas que alguno de nuestros hijos este en una clase por Zoom o a encontrarnos en nuestra computadora con un Classroom abierto, aquí muy cerca en las escuelas rurales del partido, los chicos viven una realidad muy distinta, sin acceso a internet, donde la única posibilidad de seguir educándose depende de la pasión y el amor de sus "héroes", las maestras rurales.


La Escuela Rural Nº 48 de Olavarría lleva el nombre de "Primera Junta" pero por estos pagos se la conoce como la Escuela de "La Moderna" por el nombre del campo que está pegado.


Las escuelas rurales generalmente son multigrados pero "La Moderna" aún mantiene primer y segundo ciclos separados. Actualmente tiene 14 alumnos y además funcionan jardín de infantes y escuela secundaria.


En los campos que rodean a la escuela donde viven sus alumnos, como en la inmensa mayoría del interior profundo de nuestro país, la conectividad a internet es casi nula. En el mejor de los casos hay señal de celular y tal vez en la punta de algún molino se pueda recibir un WhatsApp


Con estos datos y números podemos dar por presentado el lugar al que hoy nos trasladamos imaginariamente a través de Julieta Palacios, una de las maestras de la escuela que nos cuenta de que se trata esto de seguir educando sin poder estar con los chicos y con las nuevas tecnologías pedagógicas fuera del alcance de sus alumnitos rurales. 

Julieta Palacios y Paz Somoza con sus alumnos de Escuela Rural Nº 48 de Olavarría "Primera Junta", conocida la Escuela de "La Moderna" 


Para Julieta, y su compañera Paz Somoza, que además hace las veces de Directora, era impensado dejar a la deriva la educación de sus 14 alumnos y junto a los profes de danza y de educación física y a las familias se las ingeniaron para seguir en contacto permanente con los pequeños.


"Al comienzo del aislamiento, las primeras dos semanas, dejábamos los deberes en la escuela. Luego, viendo que esto iba a continuar, empezamos a organizarnos para llevarle las tareas, ver qué cantidad de deberes le llevábamos y el tiempo que íbamos a estar es sin ira buscarlos o ir a llevarles más" relata Julieta.


Llegar a la escuela no es tarea fácil "al principio tratamos siempre de hacer pocos deberes pero a su vez teníamos el temor que no nos dejaran pasar, porque la escuela nos queda lejos, alrededor de 50 km y nosotras íbamos de a dos. Primero pasamos por la escuela, le avisamos a la portera que nos abra y de ahí le llevamos las cosas a los chicos. El que esta cerquita se acerca a buscarlos y el que no puede les dejamos las cosas en las tranqueras, atadas con cinta y una bolsa". 


Los deberes son personalizados, cada alumno es particular, aún los de un mismo grado. "Al ser una comunidad escolar pequeña sabemos que necesita cada uno y también que hay familias que los pueden ayudar y otras no, por lo cual intentamos que sean deberes que puedan hacer solos, que tengan que ver con el juego, consignas que puedan resolver, lecturas y ese tipo de actividades" remarca la docente.


Este 25 de mayo se vivió muy distinto en "La Moderna", con un video donde virtualmente participaron todas las familias


Para Julieta y Paz uno de los principales problemas es cómo hacerse de las deberes terminados para corregir "porque muchas veces no vemos a los padres. Algunas familias nos esperan en la tranquera con los deberes, otras los dejan en la escuela o también puede ser que lo manden con alguien. Los profesores de danza y educación física les mandan videos y cuando ellos pueden lo descargan, lo realizan y luego nos envían un video. Ahí se ve el trabajo en familia, todos alentando a los chicos, eso es muy lindo"


El contacto con los chicos es a través mensajes con las familias. "Ellos nos avisan que terminaron o alguna otra información. Por ejemplo hoy recibí uno de una madre que me avisaba que su hija ya termino los deberes y como vamos a ir en unos días, no va a quedar otra que tenga algo de descanso. Al no tener la tecnología que tienen los chicos en la ciudad, a veces se aburren, si bien andan todo el día por el campo, ese ratito de la escuela es único. Siempre intentamos llevarle una sorpresa con los deberes, por ejemplo cuando se acercaba la Pascua le llevamos huevos de pascua que los hicimos nosotras y también llevarle actividades que no hacen normalmente, por ejemplo un día le llevamos acuarelas, y estaban todos fascinados, nunca habían pintado con acuarelas Siempre le llevamos golosinas, ellos ya saben que los deberes llegan con golosinas" señala Julieta con una mezcla de orgullo y emoción.


Julieta, Paz y todo el equipo de "La Moderna" cuentan para esta tarea con el apoyo y la respuesta incondicional de las familias. "Estamos siempre comunicados con los padres y tenemos muy buena respuesta. Por ejemplo para el 25 de mayo mandamos la propuesta de hacer un video donde todos decían "viva la patria" y lo logramos, se engancharon las familias completas y personal de la escuela. No nos podemos quejar porque las familias siempre están acompañando a los chicos y tratando que este momento pase lo más rápido posible para poder volver a la escuela que es el lugar donde ellos se encuentran con los pares y que tanto anhelan".


En "La Moderna", cómo en todas las escuelas rurales del país, a pesar de todo se sigue educando. No es fácil ni para los chicos ni para las familias pero, mientras todos esperan el momento de volver a las aulas, las "héroes" de esta historia estarán seguramente ahora ideando una nueva tarea, o viendo por cual camino llegar mañana a la escuela o con que golosina sorprender a sus pequeños mientras esperan poder volver a verlos y darles el abrazo más grande del año. 

Jornadas Feedloteras Virtuales libres y gratuitas
Delgado sobre Vicentin: "El Presidente no va a tom...