InfoGen

Forestar con tiempo para anticiparse al impacto estival

El Vivero Municipal ofrece asesoramiento sin cargo y diversas especies de plantas para forestar espacios extensivos  

Miguel Viñuales (ZonaCampo)


Siguiendo con la línea editorial de las últimas semanas, y retomando en particular lo publicado el lunes pasado sobre la importancia de planificar sombra para minimizar el impacto del calor sobre la ganadería, nos hicimos una escapada hasta el Vivero Municipal (Av. Circunvalación 1440, al lado de la VTV) para entrevistar al equipo de trabajo a cargo del Plan Forestal que impulsa el municipio, actualmente a cargo de la Ing. Química Emilia Díaz, quien trabaja junto a Facundo Galanti y el Ing. Agr. Tomás Luca.


Galanti y Luca están en el proyecto desde los inicios, hace aproximadamente un año y medio, en que desde el municipio se planteó la necesidad de desarrollar un vivero forestal para proveer espacios extensivos, tanto para la producción minera como para la agropecuaria. El Vivero Municipal es uno de los pocos viveros forestales públicos con inscripción en SeNaSa, trámite que se realizó el año pasado y cuyas exigencias permiten garantizar un estándar de calidad y trazabilidad sanitaria en los ejemplares que se ponen a disposición de quienes los solicitan.


"El vivero surgió desde la Dirección de Desarrollo Agropecuario, pensando inicialmente en el productor, y luego se integró la Dirección minera para lo referido a barrera forestal, remediación ambiental en producción minera. Entonces, cuando empezamos a intervenir desde diferentes áreas surgió la idea del Plan Forestal Municipal, caracterizado por el esquema de intercambio, en el que el Vivero entrega cinco plantas forestales de producción propia, a cambio de una de arbolado urbano, que debe ser adquirida en un vivero comercial local", explicó la Ing. Díaz.


"Esta es una de las condiciones del plan, porque nosotros como vivero forestal no competimos con los viveros locales, hicimos un relevamiento de los que hay acá en Olavarría, que producen o revenden arbolado urbano, y el productor que quiere nuestras plantas forestales tiene que comprarles a ellos una urbana. Después con eso que vamos recibiendo, definimos ciertos lugares públicos para hacer plantaciones, pero no producimos arbolado urbano", agregó Facundo Galanti.


El trámite para participar y recibir es muy sencillo, hay que acercarse al Vivero en el horario de 8 a 13 y completar una planilla donde se solicitan básicamente los datos personales y cierta documentación que justifique que se es titular del predio donde se va a implantar el monte, o que al menos se cuente con autorización del mismo, en el caso de campos arrendados (escritura, contrato de arrendamiento, inscripciones en Ingresos Brutos, Monotributo, etc).


Asesoramiento

Otro de los puntos a destacar del plan es que el vivero brinda asesoramiento respecto de las especies más convenientes y los laboreos a realizar, según el fin que se proponga el productor, desde el uso como barrera de viento hasta el aprovechamiento de la madera con fines productivos forestales.


"Además, en su momento hicimos una capacitación especial con la Facultad de Agronomía de Azul, por lo cual si el productor nos consulta podemos asesorarlo respecto de los beneficios específicos de contar con un monte, desde eficiencia reproductiva animal, ganancia de peso, todo lo que tiene que ver con el confort animal. Naturalmente también lo asesoramos en la manera de realizar la plantación, los trabajos que hay que realizar en la tierra, técnicas de plantación, el control de malezas y plagas, la densidad y tipo de plantas que le resulten mejor", aseguró el Ing. Agr. Tomás Luca.


"En la primera producción realizamos una charla con productores para explicarles los principios básicos, probablemente este año la repitamos previo a la gran temporada de plantación, cuyas fechas ideales comienzan en agosto o septiembre y se extienden hasta finales marzo, son ciclos naturales. Nosotros recomendamos esquivar el pleno verano y pleno invierno, pero fuera de eso, producimos especies rústicas que se adaptan", agregó Galanti.



Los beneficios del monte

Frente a los eventos térmicos que caracterizaron a este verano, con las impactantes mortandades en distintos puntos de la provincia, muchos productores salieron al cruce estableciendo estructuras de media sombra para ayudar en algo a los animales. Estas estructuras suplen en algo el déficit de monte, y resultan mejores que dejar a los animales expuestos al sol, pero según los entrevistados no son comprables en absoluto a los beneficios de un monte forestal.


"El rol del árbol es fundamental en un ecosistema, tanto para reducir el impacto del calor, como para la captación de gases de efecto invernadero, el escurrimiento superficial, hay muchos elementos que el árbol puede aportar", expresó Emilia Díaz, quien hasta hace algunos meses estuvo a cargo de la Secretaría de Desarrollo Sustentable.


"El monte mejor también la flora y la fauna del lugar, lo cual es muy importante, y también se logra según la especie, la humidificación del terreno. Si bien con el eucalipto hay que trabajarlo un poco más, lo reticular de las raíces genera un lugar más húmedo que el resto del cuadro, con lo cual esa parte es más fresca. Las instalaciones artificiales no se comparan en cuanto a beneficios, y además al principio pueden parecer económicos pero requieren mantenimiento. En el caso de las plantas, solo exigen ciertos cuidados el primer mes, una vez que la planta arraigó el productor ya no tiene que hacer más nada. De ahí en adelante es todo beneficio", agregó", apuntó Galanti.


"Depende de las necesidades de cada uno, pero nosotros recomendamos que en estos temas no se vayan tapando agujeros, lo que se plante en agosto va a cubrir necesidades futuras, hay que planificar y verlo como una inversión, de la misma manera que se planifica el alimento balanceado, esto permite ganar a nivel reproductivo, o kilos de peso. En el vivero se entregan plantines de entre 0,80 y 1,20 metros de altura, y si se los planta correctamente, al cabo de dos años ya están dando algo de sombra", enfatizó Tomás Luca.


En una gacetilla de prensa publicada hace algunos días, la municipalidad informó que se dio comienzo a una nueva inscripción para el programa. Las plantas que se entregarán son eucaliptos colorados (variedad camaldulensis) y casuarinas de 0,8 a 1,3 metros de altura, y para ello deben completarse las planillas y presentar la documentación que se indica en ellas, entregando en contraprestación una planta urbana por cada cinco forestales. La inscripción puede hacerse de manera personal, o mediante correo electrónico a viveromunicipal @ olavarria.gov.ar


"Siempre remarcamos la importancia que tiene un monte, hay que darle prioridad y planificarlo bien. Antiguamente, cuando llegaban los colonos, lo primero que hacían era plantar árboles, o buscar montes. Donde había árboles, se asentaban. Otra cosa que es importante destacar es que siempre vamos a tener plantas, si bien en cada temporada las entregamos casi todas, siempre contamos con un stock en producción para el año siguiente, por lo cual el productor que por cualquier motivo no pudo hacer monte este año, puede contar con nosotros para el próximo", concluyó Luca.



Tres Arroyos se llevó casi todos los premios de la...
Febrero empezó a cumplir y se aleja el fantasma de...

Artículos relacionados

 

InfoGen

Forestar con tiempo para anticiparse al impacto estival

El Vivero Municipal ofrece asesoramiento sin cargo y diversas especies de plantas para forestar espacios extensivos  

Miguel Viñuales (ZonaCampo)


Siguiendo con la línea editorial de las últimas semanas, y retomando en particular lo publicado el lunes pasado sobre la importancia de planificar sombra para minimizar el impacto del calor sobre la ganadería, nos hicimos una escapada hasta el Vivero Municipal (Av. Circunvalación 1440, al lado de la VTV) para entrevistar al equipo de trabajo a cargo del Plan Forestal que impulsa el municipio, actualmente a cargo de la Ing. Química Emilia Díaz, quien trabaja junto a Facundo Galanti y el Ing. Agr. Tomás Luca.


Galanti y Luca están en el proyecto desde los inicios, hace aproximadamente un año y medio, en que desde el municipio se planteó la necesidad de desarrollar un vivero forestal para proveer espacios extensivos, tanto para la producción minera como para la agropecuaria. El Vivero Municipal es uno de los pocos viveros forestales públicos con inscripción en SeNaSa, trámite que se realizó el año pasado y cuyas exigencias permiten garantizar un estándar de calidad y trazabilidad sanitaria en los ejemplares que se ponen a disposición de quienes los solicitan.


"El vivero surgió desde la Dirección de Desarrollo Agropecuario, pensando inicialmente en el productor, y luego se integró la Dirección minera para lo referido a barrera forestal, remediación ambiental en producción minera. Entonces, cuando empezamos a intervenir desde diferentes áreas surgió la idea del Plan Forestal Municipal, caracterizado por el esquema de intercambio, en el que el Vivero entrega cinco plantas forestales de producción propia, a cambio de una de arbolado urbano, que debe ser adquirida en un vivero comercial local", explicó la Ing. Díaz.


"Esta es una de las condiciones del plan, porque nosotros como vivero forestal no competimos con los viveros locales, hicimos un relevamiento de los que hay acá en Olavarría, que producen o revenden arbolado urbano, y el productor que quiere nuestras plantas forestales tiene que comprarles a ellos una urbana. Después con eso que vamos recibiendo, definimos ciertos lugares públicos para hacer plantaciones, pero no producimos arbolado urbano", agregó Facundo Galanti.


El trámite para participar y recibir es muy sencillo, hay que acercarse al Vivero en el horario de 8 a 13 y completar una planilla donde se solicitan básicamente los datos personales y cierta documentación que justifique que se es titular del predio donde se va a implantar el monte, o que al menos se cuente con autorización del mismo, en el caso de campos arrendados (escritura, contrato de arrendamiento, inscripciones en Ingresos Brutos, Monotributo, etc).


Asesoramiento

Otro de los puntos a destacar del plan es que el vivero brinda asesoramiento respecto de las especies más convenientes y los laboreos a realizar, según el fin que se proponga el productor, desde el uso como barrera de viento hasta el aprovechamiento de la madera con fines productivos forestales.


"Además, en su momento hicimos una capacitación especial con la Facultad de Agronomía de Azul, por lo cual si el productor nos consulta podemos asesorarlo respecto de los beneficios específicos de contar con un monte, desde eficiencia reproductiva animal, ganancia de peso, todo lo que tiene que ver con el confort animal. Naturalmente también lo asesoramos en la manera de realizar la plantación, los trabajos que hay que realizar en la tierra, técnicas de plantación, el control de malezas y plagas, la densidad y tipo de plantas que le resulten mejor", aseguró el Ing. Agr. Tomás Luca.


"En la primera producción realizamos una charla con productores para explicarles los principios básicos, probablemente este año la repitamos previo a la gran temporada de plantación, cuyas fechas ideales comienzan en agosto o septiembre y se extienden hasta finales marzo, son ciclos naturales. Nosotros recomendamos esquivar el pleno verano y pleno invierno, pero fuera de eso, producimos especies rústicas que se adaptan", agregó Galanti.



Los beneficios del monte

Frente a los eventos térmicos que caracterizaron a este verano, con las impactantes mortandades en distintos puntos de la provincia, muchos productores salieron al cruce estableciendo estructuras de media sombra para ayudar en algo a los animales. Estas estructuras suplen en algo el déficit de monte, y resultan mejores que dejar a los animales expuestos al sol, pero según los entrevistados no son comprables en absoluto a los beneficios de un monte forestal.


"El rol del árbol es fundamental en un ecosistema, tanto para reducir el impacto del calor, como para la captación de gases de efecto invernadero, el escurrimiento superficial, hay muchos elementos que el árbol puede aportar", expresó Emilia Díaz, quien hasta hace algunos meses estuvo a cargo de la Secretaría de Desarrollo Sustentable.


"El monte mejor también la flora y la fauna del lugar, lo cual es muy importante, y también se logra según la especie, la humidificación del terreno. Si bien con el eucalipto hay que trabajarlo un poco más, lo reticular de las raíces genera un lugar más húmedo que el resto del cuadro, con lo cual esa parte es más fresca. Las instalaciones artificiales no se comparan en cuanto a beneficios, y además al principio pueden parecer económicos pero requieren mantenimiento. En el caso de las plantas, solo exigen ciertos cuidados el primer mes, una vez que la planta arraigó el productor ya no tiene que hacer más nada. De ahí en adelante es todo beneficio", agregó", apuntó Galanti.


"Depende de las necesidades de cada uno, pero nosotros recomendamos que en estos temas no se vayan tapando agujeros, lo que se plante en agosto va a cubrir necesidades futuras, hay que planificar y verlo como una inversión, de la misma manera que se planifica el alimento balanceado, esto permite ganar a nivel reproductivo, o kilos de peso. En el vivero se entregan plantines de entre 0,80 y 1,20 metros de altura, y si se los planta correctamente, al cabo de dos años ya están dando algo de sombra", enfatizó Tomás Luca.


En una gacetilla de prensa publicada hace algunos días, la municipalidad informó que se dio comienzo a una nueva inscripción para el programa. Las plantas que se entregarán son eucaliptos colorados (variedad camaldulensis) y casuarinas de 0,8 a 1,3 metros de altura, y para ello deben completarse las planillas y presentar la documentación que se indica en ellas, entregando en contraprestación una planta urbana por cada cinco forestales. La inscripción puede hacerse de manera personal, o mediante correo electrónico a viveromunicipal @ olavarria.gov.ar


"Siempre remarcamos la importancia que tiene un monte, hay que darle prioridad y planificarlo bien. Antiguamente, cuando llegaban los colonos, lo primero que hacían era plantar árboles, o buscar montes. Donde había árboles, se asentaban. Otra cosa que es importante destacar es que siempre vamos a tener plantas, si bien en cada temporada las entregamos casi todas, siempre contamos con un stock en producción para el año siguiente, por lo cual el productor que por cualquier motivo no pudo hacer monte este año, puede contar con nosotros para el próximo", concluyó Luca.



Tres Arroyos se llevó casi todos los premios de la...
Febrero empezó a cumplir y se aleja el fantasma de...

Artículos relacionados