Locales y Regionales

Desde Bromatología advierten sobre el consumo de carne de jabalí

La carne es apta para consumo humano, pero deben hacerse los mismos análisis sanitarios que a la de cerdo común  



La semana pasada desde ZonaCampo presentamos desde diversos ángulos una problemática muy seria, como es la sobrepoblación de jabalíes en los campos de la zona, y los riesgos que esto implica a nivel económico, ecológico y social, ya que se trata de animales exóticos peligrosos por su porte y fuerza.


El portal En Línea Noticias, con quien emprendimos de manera conjunta varios aspectos de la investigación, publicó una nota en la cual informaron que desde el Municipio se han iniciado gestiones ante la Dirección de Flora y Fauna del Ministerio de Agroindustria de la Provincia para habilitar su caza.


Ya habíamos publicado la semana pasada que muchos productores consideran que la caza es un remedio muy relativo a la problemática, ya que los cerdos se agrupan en piaras de hasta 30 individuos, son muy huidizos y si se logra matar alguno, el resto se dispersa. Pero en esta nota queríamos abordar desde otro lugar el tema de los cerdos.


Ante la posibilidad de habilitar la caza de jabalíes, y siendo que lo más habitual es que la carne termine siendo consumida por seres humanos, entrevistamos telefónicamente al médico veterinario Andrés Castro, director de Bromatología del Gobierno Municipal dependiente de la Secretaría de Salud, para escuchar sus recomendaciones.


Castro enfatizó especialmente que la superpoblación de jabalíes implica un riesgo de triquinosis, siendo necesario trabajar en la prevención. Remarcó especialmente que el principio general es que la caza no está habilitada en la provincia salvo petición especial de cada municipio –como el caso de Olavarría, según se informó- y que al ser considerada caza mayor tiene que hacerse dentro del marco legal y respetar todos los requisitos como por ejemplo de ninguna manera se puede cazar con animales.


"En cuanto a la faena del jabalí, al igual que la de cualquier otro animal en la República Argentina, la misma está regulada por SENASA y hay que aclarar que la faena sin control veterinario y sin control de sanidad se considera faena clandestina y más aún la comercialización de la carne derivada de esa faena", explicó Castro.


"De todas maneras, aquel que caza jabalí y opta por consumir la carne debe tener conciencia sobre el riesgo que esto implica por posible la presencia de triquinosis u otras enfermedades parasitarias derivadas de la carne de cerdo. Además de la triquinosis hay otras enfermedades como tenia solium qué es un tipo de la lombriz solitaria del hombre que en forma larvaria del parasito también se encuentra en la carne de cerdo en formas de quiste, y también toxoplasma que puede transmitirse del cerdo al hombre", agregó.


Según el Dr. Castro, la presencia de triquinosis se expresa en molestias abdominales importantes, estado febril,cansancio,dolores musculares, edema facial ó periorbital. A veces también con una diarrea considerable, pero es muy variable e incluso puede haber signos y síntomas neurológicos o cardíacos, llegando en casos extremos a provocar la muerte. Por este motivo, es que puso todo el énfasis en la prevención.


"Como el parásito se contagia principalmente por el consumo de carne de cerdo o de jabalí, la prevención se logra primero sabiendo si ese animal está parasitado. La forma de saberlo es a través del análisis que se realiza a la carne. Este análisis se realiza a ciertos grupos musculares en particular siendo el más utilizado el diafragma, la mandíbula y la lengua. A partir de ahí se saca una pequeña muestra del músculo y se realiza el análisis", remarcó.


"Por eso, el mensaje para el consumidor es fundamentalmente comprar embutidos y chacinados rotulados, que tengan el nombre del elaborador que tengan fecha de vencimiento y que se pueda determinar el origen real de la carne. No obstante, ante la posibilidad cierta de consumo de carne de jabalí, es importante destacar que ni el salado ni el ahumado y ningún otro proceso mata las larvas, y la refrigeración tampoco es segura. Por lo tanto el único el único mecanismo para asegurarse que no nos va a contagiar enfermedad es la cocción, porque cuando la carne en el centro supera los 70°, se considera que ya está muerta como también otro tipo de parásitos", concluyó.



Imagen de portada, cortesìa En Linea Noticias

Imagen Dr. Castro, cortesìa Diario El Popular



Cierre de semana sin modificaciones en Liniers
Liniers, el consumo perdió todo lo ganado después ...

Artículos relacionados

 

Locales y Regionales

Desde Bromatología advierten sobre el consumo de carne de jabalí

La carne es apta para consumo humano, pero deben hacerse los mismos análisis sanitarios que a la de cerdo común  



La semana pasada desde ZonaCampo presentamos desde diversos ángulos una problemática muy seria, como es la sobrepoblación de jabalíes en los campos de la zona, y los riesgos que esto implica a nivel económico, ecológico y social, ya que se trata de animales exóticos peligrosos por su porte y fuerza.


El portal En Línea Noticias, con quien emprendimos de manera conjunta varios aspectos de la investigación, publicó una nota en la cual informaron que desde el Municipio se han iniciado gestiones ante la Dirección de Flora y Fauna del Ministerio de Agroindustria de la Provincia para habilitar su caza.


Ya habíamos publicado la semana pasada que muchos productores consideran que la caza es un remedio muy relativo a la problemática, ya que los cerdos se agrupan en piaras de hasta 30 individuos, son muy huidizos y si se logra matar alguno, el resto se dispersa. Pero en esta nota queríamos abordar desde otro lugar el tema de los cerdos.


Ante la posibilidad de habilitar la caza de jabalíes, y siendo que lo más habitual es que la carne termine siendo consumida por seres humanos, entrevistamos telefónicamente al médico veterinario Andrés Castro, director de Bromatología del Gobierno Municipal dependiente de la Secretaría de Salud, para escuchar sus recomendaciones.


Castro enfatizó especialmente que la superpoblación de jabalíes implica un riesgo de triquinosis, siendo necesario trabajar en la prevención. Remarcó especialmente que el principio general es que la caza no está habilitada en la provincia salvo petición especial de cada municipio –como el caso de Olavarría, según se informó- y que al ser considerada caza mayor tiene que hacerse dentro del marco legal y respetar todos los requisitos como por ejemplo de ninguna manera se puede cazar con animales.


"En cuanto a la faena del jabalí, al igual que la de cualquier otro animal en la República Argentina, la misma está regulada por SENASA y hay que aclarar que la faena sin control veterinario y sin control de sanidad se considera faena clandestina y más aún la comercialización de la carne derivada de esa faena", explicó Castro.


"De todas maneras, aquel que caza jabalí y opta por consumir la carne debe tener conciencia sobre el riesgo que esto implica por posible la presencia de triquinosis u otras enfermedades parasitarias derivadas de la carne de cerdo. Además de la triquinosis hay otras enfermedades como tenia solium qué es un tipo de la lombriz solitaria del hombre que en forma larvaria del parasito también se encuentra en la carne de cerdo en formas de quiste, y también toxoplasma que puede transmitirse del cerdo al hombre", agregó.


Según el Dr. Castro, la presencia de triquinosis se expresa en molestias abdominales importantes, estado febril,cansancio,dolores musculares, edema facial ó periorbital. A veces también con una diarrea considerable, pero es muy variable e incluso puede haber signos y síntomas neurológicos o cardíacos, llegando en casos extremos a provocar la muerte. Por este motivo, es que puso todo el énfasis en la prevención.


"Como el parásito se contagia principalmente por el consumo de carne de cerdo o de jabalí, la prevención se logra primero sabiendo si ese animal está parasitado. La forma de saberlo es a través del análisis que se realiza a la carne. Este análisis se realiza a ciertos grupos musculares en particular siendo el más utilizado el diafragma, la mandíbula y la lengua. A partir de ahí se saca una pequeña muestra del músculo y se realiza el análisis", remarcó.


"Por eso, el mensaje para el consumidor es fundamentalmente comprar embutidos y chacinados rotulados, que tengan el nombre del elaborador que tengan fecha de vencimiento y que se pueda determinar el origen real de la carne. No obstante, ante la posibilidad cierta de consumo de carne de jabalí, es importante destacar que ni el salado ni el ahumado y ningún otro proceso mata las larvas, y la refrigeración tampoco es segura. Por lo tanto el único el único mecanismo para asegurarse que no nos va a contagiar enfermedad es la cocción, porque cuando la carne en el centro supera los 70°, se considera que ya está muerta como también otro tipo de parásitos", concluyó.



Imagen de portada, cortesìa En Linea Noticias

Imagen Dr. Castro, cortesìa Diario El Popular



Cierre de semana sin modificaciones en Liniers
Liniers, el consumo perdió todo lo ganado después ...

Artículos relacionados