Locales y Regionales

Manejo intensivo, sanidad y gestión en La Posta

Asistieron productores de diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, La Pampa e incluso de Misiones, para conocer de primera mano algunas claves de intensificación ganadera.  

 Miguel Viñuales (ZonaCampo)


Lograr el punto máximo de eficiencia en una empresa ganadera es, en los tiempos que corren, más una necesidad que un objetivo ideal. La rentabilidad es ajustada, y hace falta sacarle bien la punta al lápiz.


Ahora bien, llegado este punto, el siguiente desafío es llevarlo más allá, y probablemente los más de 30 productores que visitaron La Posta el viernes 27 por la tarde llegaron a la conclusión que esto es posible a través de un combo como el que se presentó en la jornada, integrando tecnología de manejo, balance forrajero, buenas prácticas sanitarias y gestión empresaria profesionalizada.


La jornada duró unas tres horas y media, con una primer tanda teórica y luego tuvo lugar la recorrida a campo donde se pudo apreciar hasta qué punto lo que se ve en los gráficos se concreta en las parcelas. Fue organizada de manera conjunta por Tiburcio Imaz, productor con dos décadas de experiencia en pastoreo racional intensivo, y Laboratorio Tecnovax, cuyos productos Providean se utilizan en La Posta. Se invitó también a Ezequiel Cruz, de Grupo Cencerro, especialista en gestión.


Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del asesor técnico veterinario del establecimiento y representante en Lamadrid del laboratorio, Guillermo Cigorraga de Veterinaria "Don Eduardo", quien explicó brevemente el programa, contando que el objetivo era presentar de manera integrada diferentes aspectos que ayudan mejorar la eficiencia de un sistema ganadero.


La primera de las charlas estuvo a cargo de Ezequiel Cruz, quien presentó una de las herramientas centrales de la gestión empresarial, que es la elaboración del presupuesto económico, incluyendo el flujo de caja y la determinación de indicadores para monitorear el desarrollo del proceso. Dentro de las limitantes de tiempo, Cruz logró transmitir a los presentes la importancia de la planificación económica en la empresa, y las consecuencias dañinas que traen las decisiones tomadas a las apuradas y sin previsión.



El anfitrión

A continuación, fue el turno de Tiburcio Imaz, ya con bastantes jornadas grupales e individuales en su haber, y cuyo sentido del humor y lenguaje campero supo captar la atención de los asistentes. En media hora, Imaz presentó la historia del establecimiento y de su trabajo, que son como dos caras de la moneda, y no dejó tema sin tratar, desde planificación forrajera, ensayos y errores, el análisis de la cría, la recría y el ciclo completo, y demás.


Para los aspectos más técnicos, Imaz fue acompañado por el asesor agrónomico del establecimiento, ingeniero Leonardo Rosseti, quien apuntaló lo compartido por el productor con fundamentos e información técnica de suelos, labores y rotaciones recomendadas, y el análisis de los resultados del último ejercicio.


La organización del evento fue muy cuidada, ya que el hecho de dar una nota campera y familiar no quitó que los horarios fueran respetados estrictamente para cada una de las exposiciones, por lo cual alrededor de las 16:30 fue el turno del veterinario Santiago Massari, representante regional de Laboratorio Tecnovax, quien eligió un tema nodal: las buenas prácticas de vacunación.


Massari marcó como puntos fundamentales que las vacunas son una herramienta más dentro de un sistema ganadero, y que cómo cualquier herramienta, deben utilizarse adecuadamente para lograr los resultados esperados, en particular cuando se trata de terneros al pie y al destete. También enfatizó el rol que desempeña en este sentido el asesor veterinario de un establecimiento.


Desde su experiencia desarrolló varios ítems relacionados con las buenas prácticas de vacunación, desde edad y condición corporal hasta estado de las jeringas, recambio regular de agujas, y sobre todo, el fundamento de la doble dosis, el momento de darlas para lograr los resultados deseados, y el refuerzo anual.



Cambios de parcela

La variedad de temas tratados así como la experiencia de los expositores hizo que la primer hora y media se pasara volando, luego de lo cual tuvo lugar la recorrida a campo. El estilo habitual de Imaz es que se pueda tomar contacto de primera mano con su forma de manejar el esquema, por lo cual todo el grupo lo acompañó a realizar los cambios de parcela en tres lotes de vaquillonas de primera parición, y luego se recorrieron pasturas nuevas y seminuevas, deteniéndose cada vez que resultaba de interés para el grupo.


El principal valor de las jornadas grupales, que resultan de esta manera complementarias con las capacitaciones personalizadas, es que se acercan productores de muchos lugares, con diferentes niveles de experiencia en pastoreo racional intensivo. En general, los asistentes quedan impactados por los resultados y reconocen que lo de Imaz es un sistema propio, que comparte ciertos principios centrales con sistemas como el Voisin, pero que cuenta con adaptaciones y modificaciones ingeniosas, resultado de varios años de experiencia, que facilitan en gran medida el manejo.


El viento acompañó durante todo el viernes, pero la temperatura agradable favoreció a que la recorrida insumiera otra hora y media, que también pasó rápido. Al finalizar, se ofreció un servicio de café con dulces caseros elaborados por Encarnación, la dueña de casa, y se realizaron sorteos de recuerdos y pases para jornadas individuales. 




Cambian las opciones para fertilizar desde las sem...
Todo ocurrió en el instante que dura un tiro de la...

Artículos relacionados

 

Locales y Regionales

Manejo intensivo, sanidad y gestión en La Posta

Asistieron productores de diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, La Pampa e incluso de Misiones, para conocer de primera mano algunas claves de intensificación ganadera.  

 Miguel Viñuales (ZonaCampo)


Lograr el punto máximo de eficiencia en una empresa ganadera es, en los tiempos que corren, más una necesidad que un objetivo ideal. La rentabilidad es ajustada, y hace falta sacarle bien la punta al lápiz.


Ahora bien, llegado este punto, el siguiente desafío es llevarlo más allá, y probablemente los más de 30 productores que visitaron La Posta el viernes 27 por la tarde llegaron a la conclusión que esto es posible a través de un combo como el que se presentó en la jornada, integrando tecnología de manejo, balance forrajero, buenas prácticas sanitarias y gestión empresaria profesionalizada.


La jornada duró unas tres horas y media, con una primer tanda teórica y luego tuvo lugar la recorrida a campo donde se pudo apreciar hasta qué punto lo que se ve en los gráficos se concreta en las parcelas. Fue organizada de manera conjunta por Tiburcio Imaz, productor con dos décadas de experiencia en pastoreo racional intensivo, y Laboratorio Tecnovax, cuyos productos Providean se utilizan en La Posta. Se invitó también a Ezequiel Cruz, de Grupo Cencerro, especialista en gestión.


Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del asesor técnico veterinario del establecimiento y representante en Lamadrid del laboratorio, Guillermo Cigorraga de Veterinaria "Don Eduardo", quien explicó brevemente el programa, contando que el objetivo era presentar de manera integrada diferentes aspectos que ayudan mejorar la eficiencia de un sistema ganadero.


La primera de las charlas estuvo a cargo de Ezequiel Cruz, quien presentó una de las herramientas centrales de la gestión empresarial, que es la elaboración del presupuesto económico, incluyendo el flujo de caja y la determinación de indicadores para monitorear el desarrollo del proceso. Dentro de las limitantes de tiempo, Cruz logró transmitir a los presentes la importancia de la planificación económica en la empresa, y las consecuencias dañinas que traen las decisiones tomadas a las apuradas y sin previsión.



El anfitrión

A continuación, fue el turno de Tiburcio Imaz, ya con bastantes jornadas grupales e individuales en su haber, y cuyo sentido del humor y lenguaje campero supo captar la atención de los asistentes. En media hora, Imaz presentó la historia del establecimiento y de su trabajo, que son como dos caras de la moneda, y no dejó tema sin tratar, desde planificación forrajera, ensayos y errores, el análisis de la cría, la recría y el ciclo completo, y demás.


Para los aspectos más técnicos, Imaz fue acompañado por el asesor agrónomico del establecimiento, ingeniero Leonardo Rosseti, quien apuntaló lo compartido por el productor con fundamentos e información técnica de suelos, labores y rotaciones recomendadas, y el análisis de los resultados del último ejercicio.


La organización del evento fue muy cuidada, ya que el hecho de dar una nota campera y familiar no quitó que los horarios fueran respetados estrictamente para cada una de las exposiciones, por lo cual alrededor de las 16:30 fue el turno del veterinario Santiago Massari, representante regional de Laboratorio Tecnovax, quien eligió un tema nodal: las buenas prácticas de vacunación.


Massari marcó como puntos fundamentales que las vacunas son una herramienta más dentro de un sistema ganadero, y que cómo cualquier herramienta, deben utilizarse adecuadamente para lograr los resultados esperados, en particular cuando se trata de terneros al pie y al destete. También enfatizó el rol que desempeña en este sentido el asesor veterinario de un establecimiento.


Desde su experiencia desarrolló varios ítems relacionados con las buenas prácticas de vacunación, desde edad y condición corporal hasta estado de las jeringas, recambio regular de agujas, y sobre todo, el fundamento de la doble dosis, el momento de darlas para lograr los resultados deseados, y el refuerzo anual.



Cambios de parcela

La variedad de temas tratados así como la experiencia de los expositores hizo que la primer hora y media se pasara volando, luego de lo cual tuvo lugar la recorrida a campo. El estilo habitual de Imaz es que se pueda tomar contacto de primera mano con su forma de manejar el esquema, por lo cual todo el grupo lo acompañó a realizar los cambios de parcela en tres lotes de vaquillonas de primera parición, y luego se recorrieron pasturas nuevas y seminuevas, deteniéndose cada vez que resultaba de interés para el grupo.


El principal valor de las jornadas grupales, que resultan de esta manera complementarias con las capacitaciones personalizadas, es que se acercan productores de muchos lugares, con diferentes niveles de experiencia en pastoreo racional intensivo. En general, los asistentes quedan impactados por los resultados y reconocen que lo de Imaz es un sistema propio, que comparte ciertos principios centrales con sistemas como el Voisin, pero que cuenta con adaptaciones y modificaciones ingeniosas, resultado de varios años de experiencia, que facilitan en gran medida el manejo.


El viento acompañó durante todo el viernes, pero la temperatura agradable favoreció a que la recorrida insumiera otra hora y media, que también pasó rápido. Al finalizar, se ofreció un servicio de café con dulces caseros elaborados por Encarnación, la dueña de casa, y se realizaron sorteos de recuerdos y pases para jornadas individuales. 




Cambian las opciones para fertilizar desde las sem...
Todo ocurrió en el instante que dura un tiro de la...

Artículos relacionados