Especiales

Feliz día Mujer Rural, símbolo de lucha, arraigo y firmeza

En el Día Internacional de la Mujer Rural, la columna de Luciana Perdernera, colaboradora de nuestro medio y autora de un ciclo sobre la vida de las mujeres en el campo

Luciana Perdernera (ZonaCampo) 

Tengo un montón de sensaciones, pero resaltó la esperanza, aunque el día me abrace gris y la gratitud, aunque sé que falta demasiado por construir. Hoy martes 15 de octubre se celebra por decimo primera vez consecutiva el Día Internacional de la Mujer Rural que fue establecido en una Asamblea General en su resolución 62/136, de las Naciones Unidas.


En dicha resolución se busca reconocer «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural» así lo comunica la página oficial de las Naciones Unidas en su Declaración del Día. Seguido de esto dice, "la resolución pide a los Estados Miembros que, en colaboración con las organizaciones de las Naciones Unidas y la sociedad civil, continúen esforzándose por aplicar los resultados de las conferencias y cumbres de las Naciones Unidas, y que asignen mayor importancia al mejoramiento de la situación de las mujeres rurales en sus estrategias de desarrollo nacionales, regionales y mundiales, entre otras cosas (....)"


Quienes rodean a nuestras Mujeres Rurales hace 11 años han dado un gran paso, ellas ya vienen caminando hace rato, esta fecha nos da pie a reconocerlas, valorarlas y mostrarle al mundo sus fortalezas, el manto de una lucha silenciada o quizá poco visibilizada.


De pequeñita recuerdo a mamá, junto a mi hermana y a mi en el campo, una casilla con data de algunos años, servía de hogar. Papá chacarero, no lo veíamos nunca, bah, casi nunca. No se lo reprocho, crecimos así y fuimos construyendo un hogar con esta Mujer Rural llena de agallas y valentía, para enfrentar todo y atodos. Más adelante llegó el hermano varón, con otros símbolos en este contexto. Papá estaba más en casa y mamá forjaba aún más su rol de Mujer Rural.


Las Naciones Unidas, este organismo que le dio símbolo al 15 de octubre, expresa que más de un tercio de la población mundial lo representan las Mujeres Rurales y que el 43% forman parte de la mano de obra agrícola. Es hora de que nuestro país empiece a ser y hacer parte, la Mujer Rural es esa mujer que le da sus manos a la tierra y la familia. Su cuerpo florece en cada rincón del hogar, primavera, otoño, invierno y verano le da luz y vida al campo.


Se sube al molino para avistar el ganado, sale corriendo como si fuera veterinario, sabe que el deber la llama, hay una vida por nacer y la fuerza de sus brazos termina cooperando lo que la vaca había empezado, la sonrisa chilla, la espalda descansa sobre el suelo mojado, sa ha cumplido con el imprevisto del día, lo inesperado.


Mujer Rural se ve, Mujer Rural se siente, corre a casa la pasta ya está al dente, rodean la mesa los niños, prolijos esperan la comida, en breve saldrán a la escuela. Guardapolvo blanco sin alguna arruguita, de la mano acompaña hasta la tranquera a sus criaturitas. El amor se lo dan los abrazos inocentes, las vocecitas que chillan, la maestra carga a sus niños y sin darse cuenta ambas se admiran.


Vuelve a casa, los pies arrastrando, la mirada perdida en lo que tiene planeado. El olor de la chimenea de la cocina a leña le hace sentir que a casa esta llegando, es octubre, debería ser casi plena primavera, pero el invierno aún está azotando. Llega la siesta, para después cumplir con lo que queda de tarea.


En un lote cercano a la casa los cerdos, más allá las vacas que el atardecer va juntando, los niños vuelven corriendo y festejando. El dia se apaga con la cena y el último suspiro de un farol candente lleno de polvo, ella está pensando ¡Mañana sin falta a limpiarlo!.


Mamá es mi Mujer Rural, símbolo de este proyecto y de todo lo que quiero construir, mama era cada párrafo que escribí anteriormente, hoy sus hijas crecimos y está en el campo junto a papá, les aseguro que mamá sigue siendo Mujer Rural y el mejor abrigo. Hoy es un dia especial, para ella y para mi, ella porque es mi Mujer Rural y porque debo reconocer que por primera vez la felicito por ser lo que es, además de mamá. Para mi es el comienzo de Mujeres Rurales como ruta a un montón de historias que les quiero contar, que merecen ser escuchadas y que ustedes deben escuchar.


¡Feliz día Mujer Rural! Reconoceré tu trabajo y andaré en tu camino, lo mereces porque eres piedra para más de uno en su destino, símbolo de lucha, arraigo y firmeza. 

Sofía Imaz, mujer rural y empresaria
Liniers, ingreso reducido y mejoras en todas la ca...

Artículos relacionados

 

Especiales

Feliz día Mujer Rural, símbolo de lucha, arraigo y firmeza

En el Día Internacional de la Mujer Rural, la columna de Luciana Perdernera, colaboradora de nuestro medio y autora de un ciclo sobre la vida de las mujeres en el campo

Luciana Perdernera (ZonaCampo) 

Tengo un montón de sensaciones, pero resaltó la esperanza, aunque el día me abrace gris y la gratitud, aunque sé que falta demasiado por construir. Hoy martes 15 de octubre se celebra por decimo primera vez consecutiva el Día Internacional de la Mujer Rural que fue establecido en una Asamblea General en su resolución 62/136, de las Naciones Unidas.


En dicha resolución se busca reconocer «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural» así lo comunica la página oficial de las Naciones Unidas en su Declaración del Día. Seguido de esto dice, "la resolución pide a los Estados Miembros que, en colaboración con las organizaciones de las Naciones Unidas y la sociedad civil, continúen esforzándose por aplicar los resultados de las conferencias y cumbres de las Naciones Unidas, y que asignen mayor importancia al mejoramiento de la situación de las mujeres rurales en sus estrategias de desarrollo nacionales, regionales y mundiales, entre otras cosas (....)"


Quienes rodean a nuestras Mujeres Rurales hace 11 años han dado un gran paso, ellas ya vienen caminando hace rato, esta fecha nos da pie a reconocerlas, valorarlas y mostrarle al mundo sus fortalezas, el manto de una lucha silenciada o quizá poco visibilizada.


De pequeñita recuerdo a mamá, junto a mi hermana y a mi en el campo, una casilla con data de algunos años, servía de hogar. Papá chacarero, no lo veíamos nunca, bah, casi nunca. No se lo reprocho, crecimos así y fuimos construyendo un hogar con esta Mujer Rural llena de agallas y valentía, para enfrentar todo y atodos. Más adelante llegó el hermano varón, con otros símbolos en este contexto. Papá estaba más en casa y mamá forjaba aún más su rol de Mujer Rural.


Las Naciones Unidas, este organismo que le dio símbolo al 15 de octubre, expresa que más de un tercio de la población mundial lo representan las Mujeres Rurales y que el 43% forman parte de la mano de obra agrícola. Es hora de que nuestro país empiece a ser y hacer parte, la Mujer Rural es esa mujer que le da sus manos a la tierra y la familia. Su cuerpo florece en cada rincón del hogar, primavera, otoño, invierno y verano le da luz y vida al campo.


Se sube al molino para avistar el ganado, sale corriendo como si fuera veterinario, sabe que el deber la llama, hay una vida por nacer y la fuerza de sus brazos termina cooperando lo que la vaca había empezado, la sonrisa chilla, la espalda descansa sobre el suelo mojado, sa ha cumplido con el imprevisto del día, lo inesperado.


Mujer Rural se ve, Mujer Rural se siente, corre a casa la pasta ya está al dente, rodean la mesa los niños, prolijos esperan la comida, en breve saldrán a la escuela. Guardapolvo blanco sin alguna arruguita, de la mano acompaña hasta la tranquera a sus criaturitas. El amor se lo dan los abrazos inocentes, las vocecitas que chillan, la maestra carga a sus niños y sin darse cuenta ambas se admiran.


Vuelve a casa, los pies arrastrando, la mirada perdida en lo que tiene planeado. El olor de la chimenea de la cocina a leña le hace sentir que a casa esta llegando, es octubre, debería ser casi plena primavera, pero el invierno aún está azotando. Llega la siesta, para después cumplir con lo que queda de tarea.


En un lote cercano a la casa los cerdos, más allá las vacas que el atardecer va juntando, los niños vuelven corriendo y festejando. El dia se apaga con la cena y el último suspiro de un farol candente lleno de polvo, ella está pensando ¡Mañana sin falta a limpiarlo!.


Mamá es mi Mujer Rural, símbolo de este proyecto y de todo lo que quiero construir, mama era cada párrafo que escribí anteriormente, hoy sus hijas crecimos y está en el campo junto a papá, les aseguro que mamá sigue siendo Mujer Rural y el mejor abrigo. Hoy es un dia especial, para ella y para mi, ella porque es mi Mujer Rural y porque debo reconocer que por primera vez la felicito por ser lo que es, además de mamá. Para mi es el comienzo de Mujeres Rurales como ruta a un montón de historias que les quiero contar, que merecen ser escuchadas y que ustedes deben escuchar.


¡Feliz día Mujer Rural! Reconoceré tu trabajo y andaré en tu camino, lo mereces porque eres piedra para más de uno en su destino, símbolo de lucha, arraigo y firmeza. 

Sofía Imaz, mujer rural y empresaria
Liniers, ingreso reducido y mejoras en todas la ca...

Artículos relacionados