Ganadería

Febrero será un mes de definiciones claves de cara a la zafra de terneros

La cadena ganadera sigue de cerca lo que pueda ocurrir con la demanda de China, un actor clave dentro de la exportación. 

Desde finales del año pasado la gran sorpresa en la cadena ganadera fue China, en donde hubo una fuerte caída de precios y una desaceleración en el principal destino de las exportaciones de carne argentina.


El Gobierno chino intervino el mercado y hay muchos problemas con incumplimientos de contratos y condiciones que se deberán renegociar. "Todavía reina la incertidumbre", comentó en diálogo con Agrofy News Diego Ponti, especialista ganadero de Az Group.


En este sentido, Ponti destacó que será clave las definiciones que puedan llegar desde el gigante asiático para conocer cuánto pagará.


Al ser un factor que impacta sobre toda la cadena, de cara a la zafra de terneros que se inicia en febrero este puede ser un tema clave. 


Ponti asegura que será dificil repetir una venta al exterior récord como la del año pasado, con las dificultades que hay en China, un tipo de cambio intervenido y derechos de exportación.
Lo que genera una mayor tracción de la exportación es que se "achique el negocio", grafica el especialista de Az Group. "Queda más carne para el mercado interno en el corto plazo, pero a largo plazo hay menos inversiones".


Zafra de terneros


Para la zafra de terneros, un momento clave del año para los criadores, se esperan mejores precios que los del año pasado. El 2019 cerró con ingresos de la cria que crecieron un 95% y costos que aumentaron cerca de un 55%. "Los precios mejoraron considerablemente contra el año pasado".


Un factor fundamental es el clima: "Si bien se perdió mucho de la primavera, la cuestión hídrica mejoró mucho y no hay tanta urgencia de venta". Lo que sucede es que ante una restricción hídrica los criadores se pueden ver obligados a salir a vender a los terneros que luego serán engordados. "Esto te permite negociar mejor el precio".
Además, en el caso de que haya una caída de precios desde la exportación, la variable de ajuste termina siendo el ternero. Otra variable negativa para la zafra puede ser el encarecimiento del maíz, que actualmente está cerca de los $9.000.


Del otro lado, la carta alcista es el financiamiento con tasas vienen bajando. "Si bien las lineas no aparecen por ahora para el agro, es probable que aparezca crédito más atractivo".
Con todos estos fundamentos, la foto de hoy mejor que la del año pasado, de $95 y $100 para el criador, quedando por encima de los costos.
Para el corral la "foto" de hoy es negativa en $1.300 por cabeza. Es decir, "el productor necesita que el ternero que compra hoy crezca en precio". El precio que está disponible hoy en el mercado no sirve para el negocio del engordador y tiene que esperar entre 3 y 4 meses a que mejore.


El hecho es que si China desaparece del mercado se ajusta toda la cadena, lo que deriva en un menor precio para el productor y podría llegar a empujar a la cadena a una nueva fase de liquidación.
"Lo que pase en febrero será un indicador para los próximos meses. Los criadores están esperando para ver cuándo valdrá su ternero, aunque no creemos que haya un cambio drástico del precio que estamos comercializando hoy. Lo que pase afuera va a definir el ánimo de los operadores", concluyó Ponti.


Fuente: Agrofy Agency 

Planificar sombra para evitar el fantasma del estr...
Renovada propuesta de cursos gratuitos del Centro ...
 

Ganadería

Febrero será un mes de definiciones claves de cara a la zafra de terneros

La cadena ganadera sigue de cerca lo que pueda ocurrir con la demanda de China, un actor clave dentro de la exportación. 

Desde finales del año pasado la gran sorpresa en la cadena ganadera fue China, en donde hubo una fuerte caída de precios y una desaceleración en el principal destino de las exportaciones de carne argentina.


El Gobierno chino intervino el mercado y hay muchos problemas con incumplimientos de contratos y condiciones que se deberán renegociar. "Todavía reina la incertidumbre", comentó en diálogo con Agrofy News Diego Ponti, especialista ganadero de Az Group.


En este sentido, Ponti destacó que será clave las definiciones que puedan llegar desde el gigante asiático para conocer cuánto pagará.


Al ser un factor que impacta sobre toda la cadena, de cara a la zafra de terneros que se inicia en febrero este puede ser un tema clave. 


Ponti asegura que será dificil repetir una venta al exterior récord como la del año pasado, con las dificultades que hay en China, un tipo de cambio intervenido y derechos de exportación.
Lo que genera una mayor tracción de la exportación es que se "achique el negocio", grafica el especialista de Az Group. "Queda más carne para el mercado interno en el corto plazo, pero a largo plazo hay menos inversiones".


Zafra de terneros


Para la zafra de terneros, un momento clave del año para los criadores, se esperan mejores precios que los del año pasado. El 2019 cerró con ingresos de la cria que crecieron un 95% y costos que aumentaron cerca de un 55%. "Los precios mejoraron considerablemente contra el año pasado".


Un factor fundamental es el clima: "Si bien se perdió mucho de la primavera, la cuestión hídrica mejoró mucho y no hay tanta urgencia de venta". Lo que sucede es que ante una restricción hídrica los criadores se pueden ver obligados a salir a vender a los terneros que luego serán engordados. "Esto te permite negociar mejor el precio".
Además, en el caso de que haya una caída de precios desde la exportación, la variable de ajuste termina siendo el ternero. Otra variable negativa para la zafra puede ser el encarecimiento del maíz, que actualmente está cerca de los $9.000.


Del otro lado, la carta alcista es el financiamiento con tasas vienen bajando. "Si bien las lineas no aparecen por ahora para el agro, es probable que aparezca crédito más atractivo".
Con todos estos fundamentos, la foto de hoy mejor que la del año pasado, de $95 y $100 para el criador, quedando por encima de los costos.
Para el corral la "foto" de hoy es negativa en $1.300 por cabeza. Es decir, "el productor necesita que el ternero que compra hoy crezca en precio". El precio que está disponible hoy en el mercado no sirve para el negocio del engordador y tiene que esperar entre 3 y 4 meses a que mejore.


El hecho es que si China desaparece del mercado se ajusta toda la cadena, lo que deriva en un menor precio para el productor y podría llegar a empujar a la cadena a una nueva fase de liquidación.
"Lo que pase en febrero será un indicador para los próximos meses. Los criadores están esperando para ver cuándo valdrá su ternero, aunque no creemos que haya un cambio drástico del precio que estamos comercializando hoy. Lo que pase afuera va a definir el ánimo de los operadores", concluyó Ponti.


Fuente: Agrofy Agency 

Planificar sombra para evitar el fantasma del estr...
Renovada propuesta de cursos gratuitos del Centro ...